Teléfono móvil
Un usuario con un teléfono móvil. EUROPA PRESS - Archivo

Con el paso del tiempo puedes empezar a experimentar cómo tu móvil se empieza a volver cada vez más lento. Aunque los fabricantes han ido mejorando en este aspecto, el envejecimiento de tu dispositivo es inevitable, aunque tiene remedio.

Desde Andro4All ofrecen cinco consejos para ponerle solución a esto y que el teléfono vuelva a quedar como nuevo, o casi:

Para empezar, vacía la memoria interna. Se trata de un chip SSD (Solid State Disk) que, aunque mejora el funcionamiento del antiguos SATA, lo cierto es que se ralentizan cuando se llenan, algo que quizá se note menos en dispositivo de 64 o 128 GB, pero mucho en los que no pasan de 32.

Desinstalar los optimizadores de RAM, antivirus... de tu dispositivo porque no sirven para nada. En Android basta con Google Play Protect para analizar el rendimiento de las apps y si son maliciosas.

Del mismo modo, elimina las apps que no uses. La memoria interna sufre cuantas más aplicaciones tengas instaladas. Desde Andro4All sugieren, por ejemplo, optar por las apps 'Lite' de las más usadas: Facebook, Instagram y Spotify tienen su versión Lite, que consumen menos recursos y datos.

Mantén siempre actualizado tu móvil. Al igual que con las apps, también debes estar atento a qué actualizaciones puedes incorporar a tu dispositivo. Esto redundará en un mejor rendimiento de batería o RAM, por ejemplo.

Como última opción, y si no han servido las anteriores, existe el reseteo de fábrica. Lo más importante en esta opción es recordar hacer una copia de todos los datos lo que no quieras perder.