Hombre reparando coche.
Taller AUDATEX - Archivo

El verano ya está aquí y las elevadas temperaturas pueden afectar al funcionamiento de tu coche. En concreto, tienes que tener cuidado con los líquidos para que así puedas evitar roturas que además, te costarán mucho reparar. ¿Qué puedo hacer para evitarlo? Debes estar pendiente cada cierto tiempo para inspeccionarlo ya que si lo dejas más tiempo, puedes tener consecuencias graves.

Estos líquidos son necesarios para el correcto funcionamiento de la dirección, del motor, de los frenos... Hay que decir que no necesitas ser un experto en mecánica para revisar los líquidos de tu vehículo, lo puedes hacer tú solo pero eso sí, debes hacerlo con el motor apagado y en frío para evitar cualquier accidente.

Líquido anticongelante

Este evita que el motor se caliente manteniéndolo a una temperatura apropiada para su funcionamiento. Generalmente se encuentra en un recipiente blanco, el cual tiene un par de marcas que señalan si está al nivel adecuado o, si por el contrario, está bajo. Normalmente, debes prepararlo con una mezcla 50% agua y 50% refrigerante.  

Aire acondicionado

La carga del aire acondicionado es una de las tareas más importantes que hay que hacer si queremos sobrevivir durante el verano en nuestro coche. Esta carga se realiza mediante una estación de carga de aire acondicionado y varía en función de la cantidad de refrigerante y aceite de cada vehículo. Este aparato es el encargado de recuperar el fluido refrigerante del vehículo, limpiarlo y deshidratarlo, ya que la humedad es el primer enemigo del aire acondicionado.

Líquido de frenos

Es esencial para tu seguridad y la de los ocupantes del vehículo. Si el nivel de líquido se encuentra bajo, los frenos no harán su función de una manera adecuada, lo que es muy peligroso. En este caso, hay diferentes tipos de líquidos por lo que tendrás que usar el que venga señalado en la tapa del recipiente.

Líquido de dirección

Si tu coche tiene dirección asistida, deberás comprobar al menos una vez al año el líquido de la dirección. ¿Cómo comprobarlo? Lo primero que tendrás que hacer es localizar el depósito. Tras ello, deberás introducir la varilla de medición (que suele estar en el mismo sitio) y verificar en qué nivel se encuentra. Si el nivel es bajo, puedes rellenarlo tú mismo con el líquido que te recomiende el fabricante y, si es alto, deberás consular al taller porque no suele ocurrir.

Limpiaparabrisas

Deberás mantener limpia la luna del coche y para eso tendrás que tener lleno el depósito del limipiaparabrisas. El procedimiento para ello es muy fácil, tendrás que tener el motor apagado para no quemarte al tocar alguna pieza y localizar el depósito. Para rellenarlo, por lo general necesitarás un embudo y un líquido específico, sobre todo para evitar que se congele con temperaturas muy bajas.