Un equipo de investigadores de Google ha desarrollado una inteligencia artificial que es capaz de analizar las distintas voces de un vídeo y separarlas. Así, el usuario podrá suprimir aquellas voces que quiera cuando navegue.

Google lo explica en su blog y está inspirado en el llamado 'efecto cóctel', la capacidad del ser humano de prestar atención a una persona en particular en un ambiente ruidoso, gracias a que puede 'enmudecer' el resto de sonidos.

Más allá de usarse para eliminar voces que nos molesten, esta inteligencia artificial se puede usar también para mejorar los audífonos del futuro.