Tras el lanzamiento de la marca CUPRA por parte de SEAT, ahora presentan su nuevo coche de competición eléctrico, el CUPRA e-Racer, el primero de competición 100% eléctrico del mundo según la marca.

Este coche, al que se han dedicado más de 20.000 horas de trabajo, alcanza los 100 km/h desde parado en 3,2 segundos, supera los 270 km/h y su motor sobrepasa las 12.000 revoluciones.

Utiliza una batería que pesa casi media tonelada -450 kilogramos-. Según Xavier Serra, director técnico del proyecto, "es tan grande y pesada que su volumen ha tenido que repartirse por toda la parte inferior del coche para preservar su equilibrio y funcionalidad".

La batería está compuesta por 6.072 pilas colocadas en 23 paneles de 264 unidades cada uno (imagen abajo). Según CUPRA, tarda en cargarse 40 minutos y "su batería es tan potenten como la de 9.000 teléfonos móviles conectados a la vez".

Baterías del CUPRA E-RACER

Utiliza cuatro motores ubicados en la parte posterior del vehículo. "Alcanza las 12.000 revoluciones frente a las 6.500 rpm de un vehículo de competición de gasolina y todo con una sola marcha", asegura Serra. Tienen una potencia conjunta de 500 kW (680 CV).

Los retrovisores se han sustituido por cámaras pequeñas, lo que mejora la aerodinámica del vehículo al existir menor superficie de rozamiento. Las imágenes que captan se ven desde una pantalla ubicada en el salpicadero.

Según Serra, "a diferencia de un vehículo tradicional, este eléctrico emite un sonido similar al de un mosquito". De momento la marca no ha publicado ningún vídeo para que podamos escucharlo, pero estaremos pendientes para poder mostrarlo.

Así presentó el CUPRA e-Racer Luca di Meo, presidente de SEAT: