Un usuario de teléfono móvil.
Un usuario de teléfono móvil. ARCHIVO

La moda de vivir pegados al móvil acabará un día y es posible que no esté tan lejos como pensamos. Google ya está trabajando en un sistema de respuesta automática basado en inteligencia artificial para que sea un robot quien responda a los mensajes de Hangouts, Allo, WhatsApp, Facebook Messenger, Skype, Twitter o Slack en lugar del usuario, según informa el periódico británico The Guardian.

El sistema Reply, nombre que recibe el nuevo trabajo del gigante informático, tiene como objetivo llevar las respuestas basadas en inteligencia artificial disponibles en aplicaciones de Google, Gmail y Allo al siguiente nivel.

En una prueba de correo enviada por la empresa a voluntarios se podía leer lo siguiente: "Probablemente recibas muchos mensajes y quieres estar ahí para las personas, pero también para las personas en el mundo real. ¿Qué pasaría si contestar estuviese literalmente a un toque de distancia?".

El sistema, en teoría, es capaz de resolver lo que las personas están hablando para así poder sugerir respuestas de un solo toque, pero Google quiere ir más lejos, utilizando su ubicación, su calendario y otros bits de información. Por ejemplo, si le preguntan "¿Cuánto tardará en llegar a casa?", será capaz de calcular los minutos exactos escogiendo su método de transporte preferido y enviar la respuesta.

De acuerdo con Google, también podrá decir a los contactos que está de vacaciones verificando su calendario y respondiendo según corresponda. Además, el modo avanzado permitirá silenciar el teléfono e indicar a las personas que está ocupado en ese momento, pero también filtrará el contenido de los mensajes entrantes para detectar los importantes. En este último caso, avisará al dueño del teléfono aunque esté en silencio.