Central de Mazda
Mazda presenta este motor dentro de su plan 'Zoom Zoom Sostenible 2030'. MAZDA

La firma automovilística japonesa Mazda está desarrollando el primer motor comercial de gasolina del mundo con encendido por compresión, denominado SKYACTIV-X. Este tipo de motor se denomina HCCI, acrónimo de Homogeneous Charge Compression Ignition. Puedes leer más información técnica sobre el HCCI en este artículo de km77.com.

Si todo va bien, estará listo en 2019. Este lanzamiento está enmarcado bajo el plan de Mazda a largo plazo 'Zoom-Zoom Sostenible 2030'. 

Según informó la marca en un comunicado, esta nueva visión, que nace a raíz del plan original anunciado en 2007, adopta una perspectiva más a largo plazo y define el modo en que la marca empleará el placer de conducción para contribuir a resolver problemas que afectan a las personas, al planeta y a la sociedad.

El SKYACTIV-X ofrecerá una mejorar en el consumo de combustible y muy buenas prestaciones de potencia y aceleraciónEl SKYACTIV-X, según Mazda, combina las ventajas de los motores diésel y gasolina, desarrollando un "excelente" comportamiento medioambiental y "muy buenas" prestaciones de potencia y aceleración, además de ofrecer una mejora en el consumo de combustible. Además, especifica que debido a que el motor está en desarrollo, la siguiente afirmación puede variar: "La ignición por compresión permite una mejora de la eficiencia del motor de entre un 20% y un 30% en relación con el actual motor SKYACTIV-G y entre un 35% y un 45% si se compara con los motores de gasolina de 2008 de idéntica cilindrada de la marca".

Mazda también asegura que la "eficiencia del motor SKYACTIV-X iguala o mejora la eficiencia del último motor diésel SKYACTIV-D". También señalan en el comunicado que "la ignición por compresión y un compresor permitirán incrementar el par motor entre un 10% y un 30% si se compara con los motores de gasolina SKYACTIV-G".

Asimismo, Mazda planea reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de las que es directamente responsable (tanto con sus coches como con su empresa en general) en un promedio del 50% con respecto a niveles de 2010 para el año 2030, y del 90% para 2050. Además, perfeccionará el motor de combustión, "porque seguirá presente en la mayoría de los coches del mundo en los años venideros".

La firma nipona establece 2019 como el año en el que se iniciará la introducción de vehículos eléctricos y otras tecnologías de propulsión eléctrica en aquellas regiones con porcentajes elevados de generación de energías limpias o que impongan limitaciones de determinados vehículos con el fin de reducir la contaminación de la atmósfera.

Por otro lado, Mazda planea desarrollar tecnologías de seguridad "más avanzadas" y trabajará con el objetivo de eliminar "por completo" los accidentes de tráfico.

Finalmente, la empresa asegura que en 2020 iniciará las pruebas de tecnologías de conducción autónoma, en línea con el 'Co-Pilot Concept' de Mazda, sistema que prevé integrar en todos sus modelos para 2025.