Bañistas en la playa.
Bañistas en la playa. Manolo S. Urbano

Todos queremos disfrutar de las vacaciones y veranear. Pero, pese a las ofertas y los apaños (el apartamento de un familiar, la casa de un amigo, etc), muchos no pueden irse de vacaciones. Otros pueden, pero a costa de tener que financiar el viaje, o sea, de endeudarse. Según Kelisto, pagar a plazos las vacaciones es una opción para quienes viajarán este verano, que afrontarán un gasto medio por persona de 1.651 euros.

Este verano, el 58% de los españoles saldrá de vacaciones y el comparador calcula que más de 2,5 millones recurrirán a un producto de financiación como las tarjetas de crédito o el pago aplazado con intereses. En concreto, estiman que el 42% de los que se van de vacaciones de verano pagarán con tarjeta de crédito sus días de descanso y, de ellos, un 22,39 % aplazará sus gastos.

Por pagar las vacaciones con tarjeta de crédito abonarán un interés del 19,51%El estudio revela, además, que cada ciudadano que decida financiar su descanso estival tendrá que abonar un interés medio del 19,51% por pagar a plazos sus vacaciones con tarjeta de crédito, lo que supone un gasto total de 127,4 millones de euros.

Por comunidades autónomas, en las que más personas recurrirán a la financiación para abonar las vacaciones de verano son Andalucía (458.764 personas), Cataluña (404.276), Comunidad de Madrid (351.379) y la Comunidad Valenciana (269.112). Según Kelisto, en el extremo contrario se sitúan Melilla (4.608 personas), Ceuta (4.624), La Rioja (17.052) y Cantabria (31.731).

Conviene recordarlo: uno de cada 5 españoles vive en situación de riesgo de pobreza, con menos de 8.209 euros al año. Según la última Encuesta de Condiciones de Vida (la de abril) del Instituto Nacional de Estadística (INE), las "carencias materiales severas" afectaban en 2016 a un 5,8% de la población, algo menos que el año anterior, cuando afectaban al 6,4%. Estas personas tienen carencias en, por ejemplo, tener una semana de vacaciones al año.

La encuesta del INE revela que se ha producido un incremento en los ingresos medios anuales de los hogares (26.730 euros para 2016), concretamente un 2,4% superior al año anterior. Sin embargo, también se observa la subida del porcentaje de hogares con "mucha dificultad" de llegar a fin de mes (15,3%), 1,6 puntos más que el año previo.