Internet quiere ser tu tele
El vídeo de Joost llega al ordenador cuando el internauta lo solicita. Televisión a la carta en una calidad aceptable. AGENCIAS

El vídeo por Internet ha avanzado mucho en los últimos años. Lejos quedan ya los tiempos en los que para ver una película de un minuto había que esperar media hora para que el archivo descargase. En la era de YouTube y la banda ancha, las esperas se acortan y la oferta de canales y contenidos se multiplica. El número de tele videntes online no para de crecer. En EE UU, un 16% de los internautas ya ve la tele por la Red, según un estudio de TNS.

Canales a la carta o en directo, legales o bajo sospecha, la oferta de televisión no para de crecer en la Red

Entre los diferentes sistemas que pueden utilizarse para ver televisión a través de Internet pueden destacarse en primer lugar los programas que recurren a las redes P2P para distribuir la señal. Entre ellos se encuentra Joost, un programa informático creado por los padres de Skype, el popular servicio de telefonía a través de la Red. Se diferencia de otras opciones porque permite ver contenidos de todo tipo de canales internacionales a la carta, cuando quieras y como quieras. Y luego, puedes comentarlos en sus chats integrados.

También transmite gracias a las redes distribuidas Zattoo, un programa que tras ser descargado da acceso a la emisión de las cadenas tradicionales españolas (Tele5, La2, La1, Cuatro, Antena3, La Sexta) y algunos canales adicionales, como Deutsche Welle o el 24 horas de noticias de TVE. La calidad de imagen es en la mayoría de los casos inferior a la de Joost, pero los contenidos que ofrece permiten convertir realmente el ordenador en una segunda televisión.

Octoshape es otro de los programas informáticos que usa el P2P. Es conocido porque es la plataforma elegida por Televisión Española para ofrecer en la Red sus documentales, el 24H de noticias o las emisiones de Radio Nacional. La calidad de imagen es realmente buena y entre los canales podemos encontrar a varias televisiones públicas, incluido un canal de la Comisión Europea.

Luego están las páginas web con las que es posible ver contenidos directamente con el navegador. En muchos casos se trata de directorios que recopilan enlaces a todas las emisiones online existentes. Resulta impresionante por ejemplo la colección de canales que podemos encontrar en Freetube, donde se clasifican las televisiones por categorías para facilitar la navegación: canales educativos, noticias económicas, información general... Realmente atractiva siempre que se hable inglés, pues muchos de los contenidos están en ese idioma.

También se pueden ver directamente en el navegador de Internet My Strands TV, centrada en los vídeos musicales y que incluye un sistema de recomendaciones que aprende poco a poco tus gustos para sugerirte nuevos artistas y temas. Función similar a la que cumple ADN Stream, pero en lugar de con clips musicales con todo tipo de vídeos de corta duración.

Por último, hay que nombrar a aquellas opciones de vídeo a través de Internet que se sitúan en una zona oscura de la legalidad, webs que permiten ver contenidos que acaban de ser estrenados en el cine o que se emiten en canales de pago. En algunas, como Peekvid o Joox, no hace falta más que el navegador. Otras, como Roja Directa, simplemente ofrecen enlaces para ver los contenidos a través de otros programas.