Crucero AIDAblu en Las Palmas de Gran Canaria
El crucero AIDAblu, en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. (AYTO LAS PALMAS)

España batirá en 2016 el récord de cruceristas superándose los 8,7 millones de pasajeros y los 4.000 barcos de crucero. Según Puertos del Estado de esta forma el tráfico de pasajeros de línea regular y cruceros alcanzará los 32,6 millones de viajeros, marcando nuevos máximos históricos. El volumen de la industria del crucero en España mueve al año 1.255 millones de euros, según informes de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), generando un total de 26.389 empleos.

De enero a noviembre de 2016, el número de pasajeros de crucero creció un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior. De esta forma, y a la espera de los datos que arroje diciembre, se superarán los 8,4 millones de cruceristas del año 2015, lo que confirmaría la tendencia al alza de este segmento, que supone algo más de la cuarta parte de los pasajeros que recalan en los puertos españoles.

Puertos del Estado destaca que solo los puertos de interés general ofrecen un tercio de los más de 100.000 amarres existentes disponibles en las costas españolas. Se sitúan en zonas céntricas y privilegiadas de las ciudades y la posibilidad de acceder a los alojamientos que se crearán en algunos de los 187 faros que existen en las costas españolas.

Faros que ya son otra cosa

De los más de 187 faros existentes en España, 53 cuentan ya con usos alternativos: 28 de ellos como centros de interpretación, arte y exposiciones, 12 faros sirven de centros culturales y de formación, 5 acogen actividades como centros de investigación o laboratorios, 7 faros disponen de cafeterías y restaurantes y uno de ellos cuenta con un acuario.

En mayo de 2015, el Gobierno autorizó el uso hotelero de las antiguas instalaciones del faro de la Isla Pancha (Lugo), un proyecto que se pondrá finalmente en marcha en enero de este año, convirtiéndose en el primer faro que realiza este tipo de actividades en nuestro país. Se espera que las siguientes autorizaciones como la de Punta Cumplida, en la Isla de la Palma, o el Faro de Trafalgar, no tarden en llegar.