Foro 20minutos y Google
De izquierda a derecha, Arsenio Escolar (20minutos), Jorge Lago (Podemos), María Ferreras (YouTube), Iban García (PSOE), María José García Pelayo (PP) y Guillermo Díaz (Ciudadanos), en el Foro 20minutos. JORGE PARÍS

El youtuber Luzu explica sus trucos de Pokémon Go a seis millones de suscriptores; la webserie Paquita Salas revoluciona la ficción online; Hugh Howney se autoeditó en Amazon y ahora es un bestseller; Pablo Alborán saltó a los Grammy desde internet. Este, y no otro, es el nuevo ecosistema en el que viven y crecen los creadores de contenidos. Una realidad que se mueve más rápido que la industria, las leyes y casi los propios consumidores.

¿Oportunidad o riesgo? Parece que los dos. Así lo vieron, al menos, los participantes en el Foro 20minutos La oportunidad de las nuevas tecnologías para los creadores, patrocinado por Google y que se celebró el jueves en la sede del diario en Madrid. Contó con la presencia de representantes culturales de los cuatro grandes partidos políticos y de la directora de Alianzas estratégicas de YouTube para el sur de Europa y Turquía, María Ferreras, y estuvo moderado por el director editorial del diario, Arsenio Escolar.

Un consumo natural

Las cosas han cambiado, contextualizó María Ferreras nada más empezar, el consumo es hoy "mucho más natural, en diferentes dispositivos, a la hora que quiero". Por primera vez en la historia, según un estudio de la consultora Childwise, apuntó, el consumo audiovisual en internet ha superado al de televisión entre los menores británicos hasta los 16 años. Al mismo tiempo, la plataforma YouTube recibe 400 horas de vídeo cada minuto que consumen 1.000 millones de usuarios únicos al mes.

"Es un campo inmenso de posibilidades", aseguró María José García-Pelayo, diputada del PP y portavoz en la Comisión de Cultura, "el mundo digital va a ser fundamental para la cultura", advirtió. ¿Y qué consumimos en él? Música en streaming, medios de comunicación, literatura y, por encima de todo, vídeos. Predicciones del sector apuntan a que se llevarán en 2017 el 74% del tráfico en la red.

Más rápido y más viral

La popular insistió en que, con este volumen, no es sencillo lidiar con un entorno así desde el punto de vista de la regulación, un entorno "plural, con intereses muchas veces contradictorios" y en el que existe un "micromundo de relaciones entre particulares al que es muy difícil llegar".

"Es un mundo nuevo, entre comillas", señaló Iban García del Blanco (exsecretario de Cultura del PSOE), que se ha regido hasta ahora "por la autocomposición, por la relación entre partes". La acción política de los partidos y los Gobiernos, añadió, tiene que adaptarse al hecho de que "todo es más rápido y más viral".

Es un mundo nuevo que se ha regido hasta ahora por la autocomposición, por la relación entre partesTodos los participantes coincidieron en que poner orden en esta "selva" tecnológica y digital es necesario, aunque hay quien, como el diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz, prefiere llamarla "bosque". "Es menos peligroso de lo que parece, hay muchas opciones para los creadores", afirmó.

Para Jorge Lago (responsable de Cultura de Podemos) también es positivo que haya un "acceso potencialmente universal a contenidos a los que antes no se podía acceder", pero ve un serio problema en lo que ocurre a continuación con aspectos como "la remuneración de los trabajadores y qué industrias se benefician". Superado, en todo caso, el debate analógico vs digital, para Ferreras solo queda ver a la tecnología como un "facilitador", un medio para que los creadores puedan difundir su obra.

Creadores "desnudos"

Los creadores han dado pasos de gigante, aunque hay consenso entre los políticos en verlos como el eslabón más débil. Con la llegada de nuevos formatos "y el reparto de ingresos" comenzó a surgir gente que se podía dedicar a crear contenidos en internet y llegar por su cuenta "al consumidor final", según Ferreras.

En el último año, añadió, han aumentado en su plataforma un 50% los creadores que ingresan cantidades anuales de seis cifras. En la élite de YouTube, por cierto, se encuentra el español Rubén Doblas, El Rubius, cuyo canal tiene más de 20 millones de suscriptores. El sueco PewDiePie, el creador líder mundial, tiene 49,1 y, según él mismo, ingresa más de 6 millones de euros.

"Es la excepción", argumentó en seguida Jorge Lago, "es como el tema del fútbol, ¿cuántos de los millones de chavales que juegan llegan a la profesión?". Para el político de Podemos y sociólogo "no son cifras desde el punto de vista social para que la cosa funcione" y si se ponen solo estos ejemplos "desviamos la atención de un mercado que no está consiguiendo que sus trabajadores y la gente que se dedica a la creación pueda vivir de ello".

Los creadores, abundó la popular García-Pelayo, "no se sienten protegidos". García del Blanco hizo la metáfora de la jornada: "El pequeño creador está prácticamente desnudo".

Más transparencia

Uno de los temas más polémicos. Lago criticó que las grandes empresas no son transparentes con los acuerdos comerciales que les unen, entre otras, a las entidades de gestión o incluso a los creadores a título individual y que es imposible saber cuánto dinero se llevan. "Solo los acuerdos transparentes permiten ejercicios democráticos de todas las partes sin posibilidad de abusos de poder o de oligopolio", aseveró.

Ferreras, por su parte, explicó que desde YouTube se hace, por ejemplo, un reporte mensual exacto de cuánto se consume cada canción y cuánto reporta, aunque se desvinculó de las relaciones entre sociedades y creadores.

(des)Equilibrios

Los elementos se están recolocando en un mercado cultural y tecnológico que adolece de un "desequilibrio evidente", pero que "se irá autorregulando" de forma paralela a la legislación, dijo García del Blanco. Hizo alusión a los "supergigantes intermediadores de contenidos" y al resto que tiene "muchas dificultades". "Es verdad", añadió,  que esos gigantes están convergiendo y que están surgiendo otros actores, como "intermediarios" –al estilo de Viewin– entre los creadores y las plataformas.

Lago, más contundente, dijo que el sector de la creación de contenidos siempre ha sido "muy conservador" y que empresas como Google o Amazon "han desplazado a otras industrias que no han sabido adaptarse a la nueva realidad", en su opinión, "porque las regulaciones han estado más pendientes de que las empresas de comunicación pudieran hacer negocio". Ferreras cree que las tres partes que conforman el sector del contenido digital, "consumo, creación y distribución", tienen que estar "protegidas, conciliadas y reguladas".

Lentitud normativa

Las leyes van más despacio que la tecnología. Es algo que todos los participantes admitieron: los Gobiernos en España han llegado tarde; Europa, también. "El ritmo siempre va a ir por delante de la regulación", afirmó García-Pelayo, para aclarar que sin embargo "se aprecia que hay una sensibilidad con el tema de los derechos delos creadores, que muchas veces son anónimos".

"Es que el mundo de la tecnología nos ha sorprendido", apostilló Díaz, "las novelas de Arthur C. Clarke, de Julio Verne, el París del siglo xx veían venir el fax o grandes tecnologías, pero ninguno vio venir internet". El diputado naranja dijo que la red plantea "desafíos permanentes".

Todos miran a Europa

Está previsto que el año que viene esté lista la directiva europea de la Agenda Digital. Todos los partidos están expectantes, "a la espera de ver en qué queda", según García-Pelayo.

Se introducen grandes novedades que tienen que ver, entre otras cosas, con que haya un mercado justo"Se introducen grandes novedades que tienen que ver, entre otras cosas, con que haya un mercado justo", explicó. Defendió la existencia a nivel europeo de "oportunidades" para que las empresas creadoras se internacionalicen y puedan "captar financiación". Si el nuevo marco  funciona, añadió, "puede generar en Europa ingresos anuales superiores a los 400.000 millones de euros".

"Creo que van en la buena dirección", continuó García de Blanco, por lo menos "al principio, porque a veces la sobrerregulación no sirve para nada". "Por fin", dijo el político, "están planteando ordenar la legislación dispersa y asimétrica". El socialista se congratula de que hayan puesto "el acento en la protección de los creadores". Lago, sin embargo, cree que la directiva favorecerá a las majors y Díaz, por su parte, defendió que es importante que el nuevo marco legislativo se realice a nivel europeo y no de país.

El problema de la piratería

García de Blanco apuntó que en España hay un "grandísimo problema" con las descargas y que la Ley de Propiedad Intelectual supuso solo un "tímido intento" para combatirlo. Desde Podemos opinan que "se ha utilizado el argumento de la piratería para no mirar un sector en España completamente llevado casi hasta su destrucción".

Para Lago, ha habido, además, una "ausencia de medidas" y una "criminalización" del P2P "sin apoyar a la industria". El PP pidió más "pedagogía" y defendió su plan de apoyo a las industrias culturales: "No nos hemos quedado de brazos cruzados".

Ciudadanos recordó, por su parte, que ha pactado con el PP la dotación de presupuesto para la Comisión de Propiedad Intelectual. Y Ferreras defendió el sistema de control de contenido y Copyright de Youtube, llamado Content ID, con un "99,5% de reclamaciones" que se tramitan de forma automática.

El PP, dispuesto a reformar la LPI

"Cuando algo merece ser retocado porque no es perfecto, hay que retocarlo". Así se pronunció la diputada del PP ante una posible reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

Incluso bromeó con el representante de Podemos: "Seguro que nos habríamos puesto de acuerdo si hubierais estado cuando se negoció". Reveló que está celebrando reuniones con el sector cultural y que están esperando a que el TS se pronuncie sobre el canon por copia privada. 

Propuestas de los partidos

Ciudadanos propone una pronta ley de Mecenazgo y pedagogía sobre la propiedad intelectual en los colegios, algo que pactó con el PP en sus  150 medidas. Podemos propone "no generar estructuras administrativas que cierran webs" y una ley de cine con modelo parecido al de Francia. El PSOE pide una "armonización de la fiscalidad" en Europa y, a nivel local, "protección de la diversidad". El PP confía en que directiva europea fortalezca a la UE frente a EEUU.