Google
Imagen de unas oficinas de la compañía Google. EP

Este jueves Google ha rechazado en una respuesta formal la acusación de la Comisión Europa (CE) según la cual incurriría en un abuso de posición con su sistema operativo para móviles Android.

Según el vicepresidente sénior y consejero general de Google, Kent Walker, "Android no ha dañado la competencia" sino que la ha expandido.

El pasado 20 de abril la CE acusó a la empresa Google de abusar de su posición dominante al obligar a instalar servicios como el navegador Chrome a los fabricantes y operadores de móviles y tabletas que funcionan con el sistema Android.

Google ha respondido que la CE basa su acusación en la idea de Android "no compite" con el sistema operativo para móviles IOS de Apple.

A su vez, la compañía se defiende argumentando que "ningún fabricante está obligado a preinstalar ninguna aplicación" de la compañía.

Ningún fabricante está obligado a preinstalar aplicaciones

Ante las críticas de Bruselas sobre los acuerdos de Google para la distribución de beneficios, Walker defendió que son cláusulas legítimas que han reducido en los últimos años para "responder a las preocupaciones de la Comisión".

Según el vicepresidente y consejero, la postura de la CE podría "enviar una señal involuntaria para favorecer a las plataformas cerradas frente a las abiertas", lo que significaría menos innovación, alternativas, competencia y subida de precios.