Diez amenazas para la seguridad informática
Las 'tripas' de un ordenador, en una foto de archivo. AGENCIAS

No se asuste. Reunir en una lista diez riesgos potenciales para la seguridad de la Red y su ordenador no quiere decir que todos ellos vayan a caer sobre usted de inmediato. Internet sigue siendo un lugar maravilloso en el que uno puede moverse con ciertas garantías siempre que se cumplan unas normas básicas de protección. Para evitar resultar afectado, basta con mantener su sistema actualizado y aplicar el sentido común. Pensar antes de hacer clic puede ser el mejor antídoto contra el desastre que pueden provocar alguna de las siguientes amenazas.

Los mensajes no solicitados.
Una auténtica avalancha de promociones de medicamentos, mensajes en chino y anuncios nunca pedidos. El año pasado, un 95% de los correos recibidos eran spam, y el problema no tiene pinta de solucionarse a medio plazo. El mal que puede matar al email amenaza también a otras tecnologías. Afecta a las redes de mensajería instantánea (spim) y a los sistemas de telefonía basados en Internet (spit), e inunda de comentarios los blogs y sitios de noticias.

Botnets y zombies.
Cuando un atacante logra entrar en una máquina ajena prefiere mantenerse oculto y controlar el PC infectado desde el anonimato. Los ordenadores zombies, auténticos autómatas al servicio del hacker, pueden ser controlados de forma remota. Millones de ordenadores de todo el mundo han sido esclavizados. Vinton Cerf, uno de los padres de la Red, alertaba en enero sobre el crecimiento del problema: entre 100 y 150 millones de los 600 PCs conectados a la Internet habrían sido ya esclavizados, y su uso para el crimen amenaza con estrangular Internet. Para lanzar un ataque o enviar millones de correos basura es posible alquilar en Internet un conjunto de zombies. El precio por semana: 1.000 o 2.000 ordenadores, por entre 50 y 60 dólares.

El phishing.
La suplantación de sitios legítimos por otros destinados a robar datos personales y financieros creció en España el año pasado un 290%, según datos proporcionados por la Asociación deInternautas. Ya no son sólo los usuarios de la banca online los que pueden caer en el error de proporcionar sus claves de acceso a atacantes malintencionados. El phishing se ha extendido a otras páginas web, como las de búsqueda de empleo, las campañas solidarias, las plataformas de pago o las subastas.

Virus, adware y spyware.
Los virus informáticos siguen siendo capaces de borrar discos duros y convertir en inservibles equipos de reciente adquisición. Los métodos de infección han evolucionado y los objetivos de los atacantes ya no son los mismos, pero sólo tomando las precauciones necesarias puede uno librarse de resultar infectado. Según PandaLabs el año pasado la cantidad de detecciones de malware creció un 172% respecto a 2005. Los programas espía y aquellos destinados a mostrar publicidad sin el consentimiento del propietario del ordenador siguen causando estragos.

Dominios en riesgo.
El sistema de dominios con el que funciona la Red permite a los seres humanos utilizar direcciones reconocibles, palabras clave, marcas o nombres comunes, para dirigirse a una páginaweb . Las direcciones 'para personas', como 20minutos.es, son luego traducidas a otras numéricas (194.224.66.56, por ejemplo) por los servidores de dominios. Entre las amenazas que pesan sobre el sistema se encuentra la vulnerabilidad de estos servidores: en febrero de este año, un ataque coordinado contra estos ordenadores ralentizó el tráfico de datos en buena parte de la Red, obligando a Verisign a