El televisor más fino del mercado.
El XEL-1 de Sonu llegará a las tiendas en Navidad. AGENCIAS

Las pantallas sufren desde hace años un proceso de adelgazamiento que parece no tener fin. Los monitores de plasma y LCD no han acabado aún de sustituir plenamente a los voluminosos televisores de tubo y ya tenemos a la vista la próxima revolución, las ultrafinas pantallas OLED. Sony empezará a comercializar estas navidades una televisión que no supera los tres milímetros de grosor basada en esa tecnología.

La tecnología OLED, basada en la emisión de luz a partir de un diodo orgánico que reacciona a una corriente eléctrica, es según los expertos más eficiente, y permite construir pantallas más ligeras y delgadas que las actuales. El problema, por ahora, parece ser la fabricación de monitores de gran tamaño, como los que están disponibles en LCD y plasma.

Sony no cree que los televisores OLED "vayan a sustituir al LCD de la noche a la mañana"
El modelo que Sony empezará a comercializar en navidades en Japón, llamado XEL-1, tendrá un tamaño de 11 pulgadas que se venderá por 200.000 yenes (1.218 euros). Con ella, la compañía japonesa desea recuperar el liderazgo tecnológico del sector. Actualmente es el segundo fabricante de pantallas de cristal líquido por número de ventas, por detrás de la coreana Samsung.

Una de las grandes ventajas de las pantallas OLED es que, a diferencia de las pantallas LCD, no necesitan retroiluminación, lo que permite reducir su tamaño aún más. Además ofrecen mejoras en "calidad de imagen, ángulo de visión, tiempo de respuesta y un mayor ratio de contraste," según un informe de la firma DisplaySearch.


Un crecimiento previsto del 117%

El mismo estudio señala que el mercado de pantallas de diodos orgánicos emisores de luz (OLED por sus siglas en inglés) está floreciendo y se prevé que sus ventas crezcan un 117% en el 2008, a medida que más productos clave como teléfonos móviles adoptan la tecnología.

Aún así, el problema del tamaño de la pantalla sigue presente y frenará la extensión de OLED. "No creo que vaya a sustituir al LCD de la noche a la mañana", ha declardo el presidente ejecutivo de Sony, Ryoji Chubachi, que no obstante insiste en el "gran potencial de esta tecnología".

Sony no es el único fabricante que trabaja con lo diodos orgánicos aplicados a la televisión. Toshiba ha anunciado que empezará a colocar en las tiendas televisiones OLED en 2009.