Ni los más acérrimos defensores del chicle podían negar una cosa: se pega, es sucio y pegajoso. Hasta hora, porque científicos británicos han desarrollado una goma de mascar que no se pega, que puede ser fácilmente eliminada del pavimento, zapatos y ropa.

La nueva goma de mascar podría ser lanzada comercialmente en el 2008

La nueva goma de mascar, resultado de una investigación con polímero de la Universidad de Bristol, podría ser lanzada comercialmente en el 2008, dijeron el viernes sus patrocinadores.

"La ventaja de nuestra Clean Gum es que tiene un gran sabor, es fácil de eliminar y tiene el potencial de ser ambientalmente degradable," dijo Terence Cosgrove, un profesor de química que ayudó a fundar una compañía llamada Revolymer para comercializar la tecnología.

Las gomas de mascar son fabricadas de latex sintético, que es resistente al clima y es altamente adhesivo. La goma desarrollada agrega un nuevo polímero especial para modificar sus propiedades, haciéndolo menos pegajoso.