A por la Luna
El satélite terrestre es una etapa más en la conquista civil del espacio. EYE OF EINSTEIN

El nuevo desafío de la Fundación X Prize, que impulsó con un concurso el primer vuelo civil a más de 100 kilómetros de altura, tiene como objetivo la Luna. Quien logre llegar hasta nuestro satélite sin ayuda de ningún Gobierno obtendrá un premio de 20 millones de dólares, financiados por Google.

El buscador, principal patrocinador del concurso, ofrece 30 millones de dólares a los participantes. El primer premio, de 20 millones de dólares, será para quien logre aterrizar hacer aterrizar en la Luna u vehículo espacial. Éste deberá recorrer al menos 500 metros de la superficie lunar y transmitir a la Tierra vídeo, imágenes y datos.

También hay un segundo premio por valor de 5 millones de dólares, mientras que los 5 millones restantes se destinarán a reconocer algunas misiones adicionales como, por ejemplo, la itinerancia en distancias largas o el descubrimiento de hielo.

Los participantes tienen siete años para cumplir con el desafío
La competición, a la que se ha dado el nombre de Google Lunar X Prize, está abierta a todas las empresas del mundo, y se une a otra financiada por el magnate de los hoteles Robert Bigelow, que ofrece 50 millones de dólares a la empresa de EE UU que logre poner en órbita un cohete tripulado.

La carrera para llegar (y regresar) a la luna no será fácil ni barata, pues la nave ganadora deberá aterrizar y despegar de la superficie lunar, y estar equipada con cámaras de alta definición de vídeo o fotografía.

Quienes quieran participar deben darse prisa, pues el premio sólo se ofrece hasta el año 2014.