Impresora
Cartuchos de tinta de una impresora. CLIPSET

El gigante tecnológico IBM acaba de patentar una impresora que maravillará a los férreos defensores de los derechos de autor ya que se niega a copiar o imprimir fotos y textos protegidos por copyright.

Según detalla la patente, el sistema que utiliza la impresora para saber si debe imprimir o no un documento es similar al que ya emplean páginas como YouTube para detectar contenidos con derechos de autor. Al recibir la orden de imprimir o copiar un determinado texto o imagen, la máquina lo escanea y lo compara con una amplia base de datos

Dicha base de datos incluirá registros oficiales de propiedad intelectual, códigos ISBN y los registros de la oficina de patentes de Estados Unidos. Si detecta que la obra tiene algún tipo de copyright, la impresora examina si el propietario tiene licencia para reproducirla y, si no es así, se niega a hacerlo.

Tal y como indica Gizmodo, IBM pretende desarrollar un sistema que permita que el usuario obtenga una licencia de reproducción pagándola desde la propia impresora.

Aunque el producto no parece muy interesante para particulares, estas impresoras sí podrían encontrar su hueco en centros de trabajo y negocios relacionados con la reporgrafía.