Los inmigrantes gastan un 40% más en llamadas (Jeremy Brooks)
Los inmigrantes gastan un 40% más en llamadas. (Jeremy Brooks) JEREMY BROOKS

La Feria de Productos y Servicios para el Inmigrante (INTEGRA), que se celebrará del 11 al 14 de octubre, recibirá a diez grandes compañías telefónicas mundiales que presentarán diversas opciones y productos en telefonía móvil para los distintos colectivos de inmigrantes que residen en España.

La primera edición de esta feria, que tendrá como país invitado a Colombia, pretende congregar en IFEMA a empresas de todos los sectores (telecomunicaciones, banca, inmobiliarias, formación, empleo y asesoramiento jurídico), así como a asociaciones e instituciones, con el fin de llevar a cabo un gran evento dedicado a los inmigrantes, según informó hoy la Feria de Madrid.

Para atraer a los inmigrantes, las compañías poseen servicios de atención al público en diferentes idiomas

Para los organizadores, los últimos datos sobre consumo de telefonía móvil en España indican que la feria INTEGRA representa una "importante oportunidad de negocio" para las empresas, ya que los inmigrantes gastan un 40% más que los consumidores españoles, unos 50 euros al mes frente a los 35,3 euros de media.

Por su parte, las distintas compañías que participarán en esta feria coinciden en que la telefonía móvil es una necesidad de primer orden para el inmigrante que llega a España, al ser el principal canal de comunicación con sus compatriotas.

Según un estudio del salón INTEGRA, las vías de comunicación más utilizadas por la población inmigrante son la telefonía móvil (94%), los locutorios (64%), tarjetas prepago (32%) e Internet (16%).

"La tendencia de consumo entre estos colectivos apunta cómo en una primera fase el inmigrante es un cliente prepago, que posteriormente se pasa al contrato conforme empieza a lograr una cierta estabilidad económica y laboral", recoge este estudio.

Para atraer a estos clientes, las compañías han puesto en marcha servicios de atención al público en sus idiomas.

Durante el 2006, el consumo de telecomunicaciones en España alcanzó los 1.500 millones de euros.