Ir al baño con gravedad cero debe de ser más que complicado, así que para hacerle la vida más fácil a sus astronautas la NASA ha acordado pagar casi 14 millones de euros por un sistema sanitario ruso para la Estación Espacial Internacional (ISS).

La cifra puede parecer astronómica para pagar por un baño, pero funcionarios de la NASA han explicado que les salía más barato que construir uno propio. "Es lo mismo que construir una planta de procesamiento en la tierra", afirmó la portavoz de la NASA, Lynnette Madison, para explicar el costo del nuevo sistema sanitario.

Podrá transferir la orina a un equipo que la puede convertir en agua potable
El sanitario se transportará a la Estación Espacial en el
2008. Ofrecerá más intimidad que el sistema anterior, algo que será muy necesario ya que se espera que para el 2009, el equipo de trabajo de la estación aumente de tres a seis astronautas.

El sanitario de la ISS se parece a los que se usan en la tierra, excepto que tiene correas para amarrar las piernas y barras para mantener a los astronautas y cosmonautas sentados.

Un sistema de ventilación absorbe los desechos del inodoro. Los miembros del equipo también tienen orinales particulares que están conectados a mangueras y la orina va a parar a un depósito de desperdicios líquidos.

Además, los astronautas ya saben como funciona, pues es muy parecido al que están usando en la estación espacial. El nuevo sistema podrá transferir la orina a un equipo que la puede convertir en agua potable.