Muchos mensajes no deseados que promocionan medicamentos 'sospechosos' provienen de China. En la foto, una destrucción de falsificaciones incautadas por la policía.
Muchos mensajes no deseados que promocionan medicamentos 'sospechosos' provienen de China. En la foto, una destrucción de falsificaciones incautadas por la policía. AGENCIAS

Más de un tercio de los correos no solicitados en los que se ofrecen medicamentos provienen de China, según un estudio realizado por Mark Monitor, una compañía que especializada en la protección de marcas en Internet. Pese a que el 38% de los mensajes viene desde el país asiático, el 58% de los establecimientos que se promocionan en esos emails están ubicados en EE UU, y el 18% en Reino Unido. Un tercio de las farmacias tiene una media de más de 30.000 visitantes diarios según las cifras de Alexa.

Más de la mitad de las farmacias que aparecen en el 'spam' no ofrecen plataformas seguras de pago 'online'
Para realizar este informe se han analizado más de 100.000 mensajes de
spam en los que se vendía algún tipo de medicamento. Mark Monitor concluye que en la mayoría de los casos se venden medicinas falsificadas y que los establecimientos que las venden no cuentan con las certificaciones necesarias para operar en EE UU con todas las garantías para el consumidor, un sello conocido como VIPPS.

Ambos factores explican cómo cualquiera de estos establecimientos puede ofrecer cajas de un medicamento muy popular a un precio cinco veces menor que el que encontraríamos en una farmacia que cuente con todas las licencias. Se trata en la mayoría de los casos de medicinas falsificadas que pueden resultar peligrosas.

Pero estos sitios no suponen únicamente un peligro para la salud, según Mark Monitor, sino también para el bolsillo de los consumidores. Mas de la mitad de los establecimientos online que ofrecen medicamentos y se publicitan a través del spam no usan plataformas de pago seguro.