Bill Gates
Bill Gates durante una intervención en el Foro Económico Mundial de Davos. GTRES

El 2 de diciembre de 2015, Syed Farook, ciudadano estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, paquistaní, atacaron un centro de asistencia para discapacitados en San Bernardino (California, EE UU), mataron a catorce personas e hirieron a más de veinte, antes de morir abatidos por la Policía cuando huían de las autoridades.

Como parte de la investigación, y a petición del FBI, el martes pasado una jueza de EE UU ordenó a Apple que ayude a la policía federal a desbloquear y acceder al teléfono iPhone 5C usado por Farook. Apple se ha negado en redondo: el director ejecutivo del gigante tecnológico, Tim Cook, calificó la orden judicial de "peligrosa" y "escalofriante".

Esa disputa entre Apple y el FBI ha abierto un nuevo capítulo en el eterno debate entre el derecho a la privacidad de los individuos y las necesidades de seguridad invocadas por el Estado. Todo el mundo está opinando al respecto, el último en hacerlo ha sido Bill Gates, quien se ha posicionado a favor del FBI.

Las empresas de tecnología deben ser forzadas a cooperar con las autoridades en las investigaciones sobre terrorismo

"Este es un caso particular en el que el gobierno está pidiendo el acceso a un terminal en concreto para obtener una información particular. No están exigiendo algo a nivel general. Las empresas de tecnología deben ser forzadas a cooperar con las autoridades en las investigaciones sobre terrorismo", ha manifestado el cofundador de Microsoft en declaraciones al Financial Times.

"Esto no es muy diferente de un caso en el que alguien le pida a la compañía de teléfono ayuda porque nadie es capaz de llegar a los registros bancarios. Digamos que lo que ocurre ahora es como si el banco tuviera atado una cinta alrededor de una unidad de disco y dijera a las fuerzas del orden que no deben cortar la cinta porque en el futuro pasará más veces", ha explicado Gates. "Eso sí, deberían existir garantías cuando el gobierno tiene acceso a esta información", ha añadido.

Bill Gates no es la única gran figura del sector tecnológico que se ha manifestado sobre este tema. John McAfee, fundador de la compañía que lleva su apellido y experto en ciberseguridad, ha ofrecido al FBI desencriptar la información del iPhone. "Aquí está mi oferta. Yo, de forma gratuita, me ofrezco a descifrar la información del teléfono junto a mi equipo. Vamos a utilizar principalmente la ingeniería social, y nos llevará unas tres semanas", dijo.

Además, según un estudio publicado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal (FBI). Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión.