Turismo responsable
El turista puede decidir si ayuda a proteger lo que visita o participa en su degradación. Gvillemin

¿Existe el compromiso cuando se hace turismo? ¿Puede haber una actitud ética al viajar que nos haga discriminar países y hoteles? Aunque el presupuesto suele limitar nuestro radio de acción ético, hay turistas que viajan comprometidos. Y ese compromiso implica a qué país se trasladan, dónde se alojan y dónde gastan su dinero. Es el turismo responsable.

La ONG Ethical Travel se dedica a promover el turismo ético y respetuoso en los países pobres y forma parte de otra organización más grande, Earth Island Institute, dedicada a la defensa del medioambiente. Para ello analizan países y destinos turísticos teniendo en cuenta cuatro ejes fundamentales: la conservación del medioambiente, el bienestar social, los derechos humanos y la protección de los animales.

Los viajeros tenemos no solo curiosidad, sino también un enorme poder"El turismo se ha convertido en las últimas décadas en la industria más grande del mundo. Esto significa que los viajeros tenemos no solo curiosidad, sino también un enorme poder. Allí donde elegimos poner nuestros pies, hay repercusiones política y económicas que van más allá de nuestras experiencias personales", apunta la ONG en su web.

Cada año, Ethical Travel elabora una lista con los países en vías de desarrollo que han avanzado en materia de derechos humanos y que, por tanto, son considerados destinos turísticos "éticos". Sus fuentes de información incluyen Freedom House, Millennium Challenge Corporation, Reporteros sin Fronteras, UNICEF, recursos LGBT y el Banco Mundial.
 
La lista completa de 2016 la forman:

  • Cabo Verde
  • Dominica
  • Granada
  • Micronesia (Estados Federados)
  • Mongolia
  • Panamá
  • Samoa
  • Tonga
  • Tuvalu
  • Uruguay

En el nuevo listado aparecen por vez primera Granada, Micronesia, Mongolia, Panamá y Tuvalu. “Hay siete naciones insulares en la lista de 2016, lo que marca una tendencia continua en el círculo de ganadores", dice el informe. "El cambio climático afecta a las islas de forma dramática, por lo que las naciones insulares tienden a esforzarse un poco más hacia las políticas ambientales efectivas”, añade.

Por el contrario, desaparecen de la lista de destinos éticos Lituania, Chile, Mauricio, Palau y Vanuatu. Lituania ya no es considerado un 'país en desarrollo’; en el caso de Vanuatu, la causa es la destrucción provocada por el ciclón Pam en marzo de 2015; a Palau le marca negativamente el tráfico de personas; respecto a Chile –caso más llamativo de la lista de Ethical Travel– se critica “la arcaica legislación que impide los abortos bajo cualquier circunstancia”.