España se sitúa en el segundo lugar en relación con el mayor precio a la hora de conectarse a la red a través de la banda ancha.

Sólo es superada por Turquía, donde acceder a 1 Megabit por segundo (Mbps) signica tener que pagar al mes unos 60 €.

La investigación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Internacional (OECD) apunta que el 60% de los usuarios de Internet en sus países miembros acceden a través de banda ancha.

Según el estudio (PDF), los países que optaron por la fibra óptica navegan a las velocidades más altas y a los precios más bajos del mercado.

Japón, mejor relación cantidad-precio

Los usuarios pueden llegar a tener una conexión de 100 Mbps, diez veces más rápido que el usuario promedio del resto de los países de la OECD. Su precio es además el más bajo con 0,15 € por un Megabit.

En EEUU, la mejor oferta en el mercado de banda ancha es la conexión a 2,30 € por Mbps mientras que en el Reino Unido la banda ancha más económica cuesta 2,62 € el Mbps.

Suscripciones iniciales a banda de ancha más baratas

  • Suecia: 7,8 €.
  • Dinamarca: 8,06 €.
  • Suiza: 9,09 €.
  • EEUU: 11,56 €.
  • Francia: 11,87 €.
  • Países Bajos: 12,22 €.
  • Nueva Zelanda: 12,23 €.
  • Italia: 12,79 €.
  • Irlanda: 13,19 €.
  • Finlandia : 14,14 €.

Según la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya avisó en mayo de este mismo año que el acceso a Internet a través de banda ancha en España es de los más caros de la OCU.

En su estudio también se aclaraba que España se quedaba atrás en calidad y velocidad de las conexiones.

Se aseguraba también que de Francia, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Alemania, Portugal, Italia y España es en este último donde se contratan los paquetes de Internet a precios más caros y con velocidades más reducidas.

Adjuntos