Hace mucho tiempo que los usuarios de Facebook reclamaban opciones alternativas al famoso botón 'Me gusta', funciones que permitieran expresar ideas diferentes, especialmente emociones de desacuerdo o disgusto. Aunque el botón 'No me gusta' ya estaba descartado desde hacía mucho tiempo, parecía claro que la compañía no tardaría en lanzar algo de este estilo.

Ahora, tras algunas semanas de rumores, la popular red social ha anunciado que incluirá seis reacciones posibles alternativas al 'Me gusta'. En concreto, los usuarios de Facebook podrán calificar las publicaciones de sus contactos con las Reacciones, emoticonos que representan las emociones 'Me encanta', 'Me divierte', Me alegra', 'Me asombra', 'Me entristece' y 'Me enfada'.

Facebook probará estas nuevas opciones primero en España e Irlanda, desde este viernes 9 de octubre

Este nuevo sistema de reacciones funcionará de forma independiente al botón 'Me gusta' y a los comentarios. Es decir, una publicación puede acumular, por ejemplo, tres 'Me gusta', cuatro 'Me encanta' y dos comentarios.

Las reacciones se despliegan al pasar el cursor sobre el botón 'Me gusta'. En la versión móvil, hay que mantenerlo presionado para que aparezcan las nuevas opciones.

Además, Facebook ha matizado que, a diferencia de los 'Me gusta', estos emoticonos podrán usarse en las publicaciones pero no en los comentarios de las mismas.

Facebook probará estas nuevas opciones primero en España e Irlanda, donde ya estarán disponibles desde este mismo viernes, y después las irá llevando progresivamente a otros países.

Hace unas semanas, el consejero delegado de la red social, Mark Zuckerberg, anunció que la compañía estaba trabajando en nuevas maneras de mostrar empatía.
"Es importante dar a la gente más opciones que 'Me gusta' para ayudarles a expresar empatía", dijo Mark Zuckerberg, quien reconoció que "no todos los momentos son buenos momentos".

No al 'No me gusta'

Hace un año, un extrabajador de la red social explicó los motivos que llevaron a desechar la idea del botón 'No me gusta'. La opción, aunque fue debatida, se descartó porque "atraería mucha negatividad a Facebook y esto es algo que desde la red social no se quiere promover", según palabras de Bret Taylor, exdirectivo de la empresa y creador del botón 'Me gusta'.

Los responsables de la red temían que esa posibilidad se convirtiese en una herramienta que aumentase las tasas de acoso cibernético. Además, creían que afectaría de forma negativa a empresas y marcas, lo que podría conllevar pérdida de grandes ingresos para Facebook y perjuicios a la presencia e imagen de dichas marcas.