La exploración del cráter Victoria podría ser la última misión del Opportunity.El vehículo explorador Opportunity se adentrará el mes próximo en un cráter marciano, en lo que se considera como la misión más peligrosa de su recorrido por el planeta iniciado hace más de tres años.

Según informó hoy la NASA, existe el peligro de que el vehículo no pueda salir del cráter Victoria una vez que haya entrado el 7 o el 9 de julio próximos, lo que pondría fin a un trabajo en la superficie de Marte que ha superado todas las expectativas.

Opportunity ya ha explorado las rocas próximas al cráter y el equipo que lo dirige desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA ha planificado cuidadosamente su ingreso así como su salida.

Sin embargo, podría quedar atrapado en el cráter o perder parte de su capacidad operativa, dijo la NASA en referencia a que el vehículo ha superado más de 12 veces su capacidad inicial de trabajo, calculada originalmente en 90 días.

Según las autoridades de la NASA, no importa cuáles sean los peligros, los resultados de esa misión ofrecerán la oportunidad de un mejor conocimiento del planeta.

Un comunicado de la NASA informó de que Opportunity examinará la composición y textura de los materiales expuestos en las profundidades del cráter en busca de lo que pudieron ser ambientes húmedos.

"Aunque tomamos en serio el peligro de que Opportunity no regrese, el valor potencial de sus investigaciones dentro del cráter me convencieron a autorizar el descenso al cráter Victoria", dijo Alen Stern, administrador adjunto de la NASA.

"Se trata de un riesgo calculado que vale la pena correr, especialmente si se toma en cuenta que esta misión ya ha superado con creces todas las expectativas", añadió.

Opportunity y su vehículo gemelo Spirit descendieron sobre Marte en enero de 2004 y en más de tres años de recorrido sobre el planeta han transmitido un enorme caudal de información sobre la atmósfera y la geología del planeta.

Además de enviar miles de fotografías sobre el relieve marciano, los vehículos exploradores de seis ruedas independientes y del tamaño de una lavadora confirmaron que Marte tuvo agua en su pasado remoto.

El cráter

Tallado en la superficie marciana por un meteorito hace millones de años, el cráter está a unos 6,5 kilómetros del punto en que descendió Opportunity en enero de 2004.

Tiene un diámetro de alrededor de 800 metros y es cinco veces mayor que el cráter Endurance, explorado por el vehículo durante más de seis meses en 2004.

Según John Callas, director del proyecto en JPL, ya se ha elegido el punto por donde se iniciará el descenso. Se caracteriza porque es principalmente de roca y su pendiente no es demasiado pronunciada.

Si todas sus seis ruedas funcionan como esperan los ingenieros de JPL, Opportunity podrá volver del cráter, dijo Callas al recordar que Spirit perdió hace más de un año la función de una de sus ruedas, lo que disminuyó considerablemente su capacidad de ascenso.

"Estos vehículos ya superaron el tiempo de vida que se les designó y cualquiera de ellos podría perder sus ruedas en cualquier momento", advirtió.

Para Steve Squyres, que dirige las operaciones de los instrumentos en ambos vehículos, siempre sería preferible que el viaje sea de ida y vuelta.

"Pero si Opportunity queda atrapado, habrá valido la pena por el conocimiento que proporcionará", dijo.