La galaxia enana Sagitario
La galaxia enenana Sagitario. (Fuente: IAC) Instituto de Astrofísica de Canarias

Durante cientos de años los astrónomos han investigado por qué la Vía Láctea se observa con una inclinación desde nuestro planeta. La respuesta ha sido encontrada por un grupo de investigadores estadounidenses, que afirman que la Tierra no pertenece a ella, sino a la galaxia enana Sagitario, según publica el diario mexicano El Universal.

El origen real de nuestro Sistema Solar está en una galaxia enana.
El grupo de astrónomos realizó un mapeo de infrarrojos del cielo que muestra que el origen real de nuestro Sistema Solar está en una galaxia enana que está siendo engullida por la Vía Láctea.

 

El proyecto de investigación, encabezado por la Universidad de Massachussets, y cuyas conclusiones han sido publicadas en la revista Astrophysical Journal, ha sido el primero en mapear toda la galaxia Sagitario, y muestra con todo lujo de detalles como sus fragmentos envuelven y atraviesan a la Vía Láctea.

Una supercomputadora para clasificar las estrellas

En la investigación también colaboró un equipo de la Universidad de Virginia, todos juntos se valieron de una supercomputadora para poder clasificar alrededor de 50.000 millones de estrellas, justo en la intersección en la que ambas galaxias se están uniendo.

La galaxia enana Sagitario fue descubierta en 1994.
Antes de este trabajo, los astrónomos sólo habían localizado algunas estrellas dispersas de la galaxia enana Sagitario, que fue descubierta por investigadores británicos en 1994.

 

Según indica Michael Skrutskie, coautor del estudio y profesor de astronomía de la Universidad de Virginia, "pertenecemos a otra galaxia en proceso de fusionarse con la Vía Láctea, ahora por fin sabemos el origen del misterioso ángulo que aparece cada noche en el cielo".