Minecraft
'Minecraft' ha pasado de ser un juego 'indie' minoritario a un fenómeno de masas. Mojang

El crecimiento de la industria del videojuego continúa imparable, tanto a nivel mundial como nacional, donde el sector ya se ha definido como un negocio serio que ha alcanzado la madurez de otras áreas del entretenimiento como el cine o la música. En concreto, el consumo en el sector del videojuego en España alcanzó en 2014 los 996 millones de euros. Con esta cifra, que supone un incremento del 6,8% respecto a 2013, el sector se consolida como la primera industria de ocio audiovisual e interactivo en nuestro país.

Una de las claves de este crecimiento ha sido la consolidación de la nueva generación de consolas (PS4, Xbox One y Wii U), que ha conllevado un significativo aumento en el gasto en hardware. Desde 2007, los españoles no se habían dejado tanto dinero en consolas como este último año: 301 millones de euros, un 9,4% más que en 2013.

Más impresionante es el aumento del consumo online de videojuegos en 2014, que revela la velocidad a la que se está digitalizando la industria. Alcanzó los 241 millones de euros entre apps (dispositivos móviles) y el resto de plataformas online, un 41% más que el año anterior, tal y como ha revelado AEVI, la Asociación Española del Videojuego.

El dominio de Sony y sus PlayStation sólo lo rompe Nintendo gracias a la portátil Nintendo 3DS y Ubisoft con 'Just Dance' para WiiEstas buenas cifras compensan el descenso del 9,2% en las ventas de videojuegos en formato físico, donde los gustos parece que no cambian y el fútbol y la acción vuelven a ocupar gran parte de las posiciones del ranking de los títulos más vendidos. FIFA 15, por ejemplo, le proporciona doble medalla al deporte rey, el oro y el bronce, gracias a su versión para PlayStation 3 (el videojuego más vendido del año) y la ediciñón mejorada de PlayStation 4 (tercer juego más vendido).

El escalón del podio que queda entre un FIFA y otro lo ocupa uno de los juegos revelación de los últimos años, Minecraft. Este videojeugo indie que durante mucho tiempo fue un producto minoritario para jugadores de gustos peculiares se ha acabado convirtiendo en un fenómeno de masas que este año considue la medalla de plata en su versión para PS3.

En la cuarta posición comienzan los tiroteos con Grand Theft Auto V, para PS3, el videojuego que lideró la lista de los más vendidos en 2013. Además, su versión para PS4 se ha colado en el puesto 14. La saga de acción bélica Call of Duty, también habitual de estos rankings, se lleva tres puestos entre los veinte más vendidos: el quinto (Call of Duty: Advanced Warfare para PS3), el octavo (Call of Duty: Ghosts para PS3) y el undécimo (Call of Duty: Advanced Warfare para PS4). Otros títulos de acción que han logrado un número de ventas significativo son Watch Dogs para PS4, Far Cry 4 para PS3 y Asassassin's Creed IV para PS3 también.

Este dominio de Sony y sus PlayStation sólo lo rompe Nintendo gracias a la portátil Nintendo 3DS y una rareza inesperada, la doble presencia en el listado del juego de baile Just Dance para Wii, una consola ya antigua para la que apenas salen juegos y que sin embargo parece que sigue dando juego. Just Dance 2015 ocupa la sexta posición y Just Dance 2014, la cuarta.

En cuanto a los juegos de Nintendo 3DS, el primero de la lista es un título totalmente nuevo (no una secuela, remake o similar), el simulador de vida Tomodachi Life, que se ha situado en el noveno puesto con una peculiar propuesta en la que el componente social es clave. El resto de videojuegos de 3DS que se se encuentran entre los 20 más vendidos del año son Animal Crossing: New Leaf (otro simulador social más veterano), Super Smash Bros. (un juego de lucha que enfrenta a todas las estrellas de Nintendo) y Pokémon Rubí Omega y Pokémon Zafiro Alfa (que dejan claro que los Pokémon no pierden tirón pasen los años que pasen).

El listado lo cierra el videojuego de coches Gran Turismo 6 de PlayStation 3.

No sólo cifras

Aunque los datos económicos son importantes, no son la única señal de la madurez del sector. Según Alberto González Lorca, presidente de AEVI, "la industria del videojuego es un motor de innovación, versatilidad y un gran generador de oportunidades de crecimiento" que por fin ha sido reconocido por la Administración. Gran parte de ese mérito se lo atribuye a Víctor Calvo-Sotelo, Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, quien se ha esforzado en los últimos años por impulsar el potencial de la industria del videojuego.

"Ha habido un acercamiento mayor de las autoridades hacia nuestra industria. Antes la relación no era fácil, pero ahora existe una vía de diálogo continua y la comunicación es bastante fluida", asegura González Lorca.

Ha habido un acercamiento mayor de las autoridades hacia nuestra industria

La situación presente hace prever un buen futuro para la industria. "Lo que vais a ver en los próximos años —que es algo que se está viendo ya— es una explosión de desarrolladores y de la gente que rodea al negocio, un crecimiento exponencial de la industria. Se está produciendo un gran boom a nivel mundial y tenemos que conseguir que algo se quede aquí, generar una industria propia que dé lugar a un número importante de empleos". comenta el presidente de AEVI.

Abundando en esta idea, señala que "se está formando una nueva constelación de nuevos desarrolladores gracias a que los costes de incorporarse a la industria ahora mismo son muy bajos". "Se está produciendo una generación de videojuegos muy importante en todo el mundo, también aquí. En España tuvimos esta generación en los años 80, desde entonces no hemos vivido tal incorporación a este mundo como la que se puede tener ahora. Lo importante es que no perdamos el tren. Hay capacidad de generación de proyectos, posibilidad de nuevas inversiones, talento... y hay que aprovecharlo", sentencia.

En España existen hoy alrededor de 400 compañías de desarrollo de videojuegos, concentradas sobre todo en Madrid y Barcelona, que suman más de la mitad del total nacional. La mayoría de estas empresas son muy jóvenes, ya que desde 2011 se han creado 285 nuevas desarrolladoras. Actualmente las empresas de desarrollo de videojuegos emplean a más de más de 3.000 personas en toda España.

Uno de los factores que ha influido en el crecimiento de la industria, aparte del gran número de plataformas de distribución digital y el auge de los juegos para móviles y tabletas, ha sido la proliferación de motores gráficos, que hacen que la tarea de diseñar un videojuego sea mucho más sencilla que con los tradicionales lenguajes de programación. El más extendido es Unity 3D, pero también existen otros muy populares como GameMaker Studio, Torque y Shiva 3D.