Faro de Illa Pancha
Imagen del Faro de Illa Pancha (Ribadeo, Lugo). MINISTERIO DE FOMENTO

El antiguo faro de la Isla Pancha, en Ribadeo (Lugo), se convertirá en el primero que albergue un hotel después de haber recibido luz verde por parte del Gobierno, que espera que próximamente se puedan sumar más faros a esta iniciativa.

El faro de la Isla Pancha, enclavado en la desembocadura de la ría de Ribadeo, comenzó a funcionar en 1860 y desde 1983 está fuera de fuera de servicio. Es una construcción cuadrada a ras de tierra de fachadas blancas y azules. La linterna se encuentra en el tejado a cuatro aguas, con otra fuente de luz a la izquierda con la misma decoración.

Los siguientes podrían ser el faro de la isla de Tabarca, el de cabo de San Antonio o el de TrafalgarEl proyecto forma parte de “Faros de España”, el plan diseñado por el Ministerio de Fomento para potenciar el desarrollo sostenible de los faros mediante servicios de calidad. Éstos, serán desarrollados por la iniciativa privada, garantizando con ello su conservación sin afectar al servicio de señalización que presta, según recordó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Hasta el momento, Puertos del Estado ha recibido, además del faro de Isla Pancha, 10 peticiones de operadores privados y dos ofertas se encuentran en fase de información, según señalaron fuentes de la empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento.

Las peticiones recibidas por Puertos del Estado se extendían, entre otros, a faros del archipiélago balear, Alicante, concretamente en la isla de Tabarca y el cabo de San Antonio, o Almería. También ha habido peticiones, aunque la empresa aún no las ha recibido formalmente, para el faro de Trafalgar en Cádiz.

Esta iniciativa es muy frecuente en otros países de nuestro entorno y pretende poner en valor estas edificaciones singulares, fundamentalmente después de que los edificios que se empleaban como casas de los fareros hayan quedado en desuso. Con ello se pretende dinamizar la economía y potenciar un turismo singular, respetando el medio ambiente. El uso hotelero se podrá compatibilizar con otros usos, como culturales o sociales.