Encuentro histórico
Steve Jobs (izq.) y Bill Gates (dcha.). AGENCIAS

"Bill construyó la primera compañía de software de la industria [...] Se centró en el sector antes que nadie".

De esta manera, Steve Jobs elogiaba a su tradicional adversario tecnológico, Bill Gates, en uno de los cara a cara televisados más esperados por los amantes de la tecnología.

Pese a que hubo momentos de ironía por ambas partes, estos titanes llegaron a piropearse sobre el escenario. "Lo que ha hecho Steve es fenomenal", le respondió Gates, alabando que el gurú de Apple haya asumido grandes riesgos desarrollando con "increible gusto y elegancia".

Y así durante un buen rato, dentro del debate que durante hora y media mantuvieron el presidente y co-fundador de Microsoft y el consejero delegado de Apple de la mano del periódico The Wall Street Journal.

Jobs y Gates mantienen desde hace 20 años un debate de ideas y modelos de negocio tecnológicos, tras trabajar juntos en los 70's. Jobs siempre se preocupó del diseño único de sus productos, mientras que Gates trató de estar en todas partes.

También sobre eso ironizaron. Jobs afirmó que llevaba casado en secreto con Gates una década y el fundador de Microsoft respondió que "había sido divertido" trabajar juntos.

Gates, por su parte, alabó la tenacidad de Jobs en su idea de que el ordenador podía convertirse en un producto de masas y, después, por apostar fuerte por el Mac, a pesar del fracaso inicial del modelo Lisa.

La campaña de publicidad

El encuentro estuvo repleto de momentos en clave de humor, como cuando se refirieron a la campaña de anuncios de Apple que enfrenta los ordenadores Mac frente a los PC, representados por un hombre con pinta de aburrido y soso frente a otro jovial y divertido.

"El tipo del PC es genial", dijo Jobs, vestido, como siempre, con pantalones vaqueros, zapatillas de deporte y jersey negro de cuello vuelto.

A lo que Gates, ataviado con camisa y zapatos, cuya figura más compuesta responde a la del tipo soso del anuncio, respondió: "Sí, su madre le quiere".

Ambos descartaron la noción de que el ordenador cada vez tenga menos importancia, aunque se refirieron a la explosión de artículos portátiles y las oportunidades en este campo.

Jobs señaló que, en sus inicios, a menudo ambos eran las dos personas más jóvenes en la habitación, mientras que ahora, a los 52 años (Gates cumplirá 52 en octubre, y Jobs acaba de alcanzar esta edad) a menudo son los más viejos, lo que le llevó a citar a los Beatles: "Tú y yo tenemos recuerdos más largos que la carretera que sigue hacia adelante".

Gates, cada vez más ausente

Bill Gates, el hombre más rico del mundo según Forbes, parece que está más centrado en su fundación y sus obras de caridad, después de haber dejado el puesto de consejero delegado de Microsoft hace tiempo a Steve Ballmer.

Sin embargo, el gigante de la informática se está viendo amenazado por el omnipresente Google, al que la inmensa mayoría asocia a internet.

Jobs, más presente

Mientras Gates se convertirá en casi un empleado a tiempo parcial de Microsoft el año que viene, Steve Jobs está cada vez más involucrado en todo lo que sucede en Apple.

La compañía de la mazana, tras el tremendo éxito de su iPod, intentará repetir experiencia con el mil veces citado iPhone.

Precisamente el iPod ha sido el triunfo tardío de la filosofía de Jobs, la que a diferencia de Gates apuesta por integrar el diseño del hardware y del software desde el comienzo.

Todo lo contrario que Gates, que siempre apostó por el software mientras sellaba alianzas con los proveedores de hardware, estrategia que le ha llevado prácticamente al dominio mundial.

La conferencia, que concluye el jueves, también cuenta con el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt; su homólogo de Cisco, John Chambers; el director de cine George Lucas y los creadores de YouTube, Steve Chen y Chad Hurley.