El acceso a internet a través de banda ancha en España es de los más caros de la Unión Europea, según un estudio del coste de conexión a la red realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en ocho países europeos.

Dicho estudio ha analizado las características de 150 operadores de Francia, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Alemania, Portugal, Italia y España.

En todos estos países, según la OCU, es posible contratar paquetes de internet a precios más económicos y con velocidades más elevadas que los españoles.

En todos estos países es posible contratar ofertas más económicas y con mayores velocidades que en España

Para el perfil de gran usuario -150 horas de conexión y 30 gigas de descarga al mes-, la mejor oferta está en Francia, mientras que en el usuario medio -30 horas de conexión y 15 gigas al mes-, la oferta más barata se encuentra en Holanda.

Las tarifas vigentes en marzo de 2007, la velocidad de conexión -de subida de archivos y de descarga-, el volumen de información descargada por el usuario, la media del número de horas que éste se conecta a lo largo del mes, así como los perfiles del usuario han sido los datos utilizados para realizar índices que permitan saber cuánto es de caro un operador.

Además, el análisis de las ofertas combinadas de tarifa plana de telefonía e internet resalta que España es un país "caro", pues su opción más barata está por encima que la de otros países -la oferta más barata española asciende a 39,03 euros, frente a los 25,45 euros de la oferta portuguesa-.

La OCU considera que uno de los principales inconvenientes que tienen los usuarios para acceder a internet es el "elevado precio" de las conexiones con respecto a otros países, máxime si se tiene en cuenta que el poder adquisitivo de los españoles es menor que el del resto.

Esta organización asegura además que en España hay un "acceso desigual" en función del lugar donde se viva, ya que las ofertas de operadores son diferentes.

La OCU pide que la Administración y los reguladores trabajen para que toda la población española tenga acceso a Internet y que Telefónica rebaje sus tarifas de banda ancha, ya que no ha variado el precio desde que comenzó a prestar este servicio.

Además, los socios de esta organización podrán consultar en cualquier momento qué operador proporciona la mejor oferta, gracias a su herramienta el Ahorrador Telefónico.