Las compañías se oponen.
Las compañías se oponen. (Foto: Archivo)

La Unión Europea podría forzar una drástica reducción del precio de las llamadas de móvil desde el extranjero, según informa el diario El País.

Este principio de acuerdo, tomado entre el parlamento y el consejo de la UE, podría reducir hasta un 70% el precio de las llamadas, estableciendo un precio máximo de 49 céntimos por minuto (sin IVA) cuando el usuario llame desde un país de la UE distinto al suyo, y de 24 céntimos cuando reciba la llamada.

Las compañías se oponen radicalmente y aseguran que de aprobarse, el acuerdo mermaría sus beneficios en más de 2.000 millones de euros.

España, en contra

Los países del sur de Europa, con España a la cabeza, se oponían de frente a esta decisión.

Al ser destino turístico de muchos ciudadanos europeos, sus compañías telefónicas atesoran grandes márgenes de beneficios con las llamadas de los turistas en verano.

Sin embargo, podrían pasar finalmente por el aro.

El texto prevé además una reducción progresiva a lo largo de los años. Así, en 2008 se pagarías 46 céntimos por minuto.

La eurotarifa entraría en vigor dos meses después de que se apruebe el reglamento, y los más optimistas apuntan a que la reducción de precios podría entrar en vigor este verano.