Mezquita de Córdoba
Mezquita de Córdoba

Córdoba, la romana, la árabe, la judía, la cristiana, es de esas ciudades que merecen más que una visita, porque nunca nos cansamos de recorrerla. Esconde incontables tesoros. Entre ellos los que dejaron los mozárabes. Dentro de Andalucía, Córdoba tiene algunas de las más notables muestras del arte mudéjar. En árabe, mudéjar significa "a quien se le permite quedarse". La expresión hace referencia a los moriscos que se quedaron en la Península tras la llamada reconquista.

Hoy en día al decir mudéjar hablamos de un estilo nacido de las sinergías entre musulmanes y cristianos, entre el siglo XII y el XV, caracterizado por la ornamentación y con elementos del románico y el gótico. Entre las obras fundamentales del mudéjar en Córdoba están la Sinagoga y la Mezquita de la ciudad, reconocidas internacionalmente por la belleza de sus rasgos.

La Sinagoga de Córdoba es la única que hay en Andalucía; la más importante de las tres que tiene España; y está entre las más relevantes de Europa por sus inscripciones. Fue construida entre 1314 y 1315 y declarada monumento nacional en 1885. Tras la expulsión de los judíos de la península, sobrevivió como hospital, como ermita y como escuela.  y sorprende sus espléndidos atauriques mudéjares.

De la Mezquita de Córdoba destaca sobre todo la bóveda de arcos lobulados cruzados. También los adornos de mocárabes policromados que se sitúan en los espacios que los arcos dejan al descubierto. La Puerta del Perdón también está en la mezquita. Se trata de una remodelación mudéjar de una construcción previa, de estilo islámico. Un gran arco túmido repleto de decoraciones brilla especialmente.

Hay más mudéjar en Córdoba, incluso en edificios civiles, algunos reconvertidos en conventos, como los de Santa Marta, San Rafael, Santa Cruz o Santa Isabel de los Ángeles.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!