Suite Imperial del Abama Golf & Spa, Tenerife
Para alojarnos en esta Suite Imperial "sólo" tenemos que pagar 10.000 euros al día. GUIA REPSOL

¿No se celebra el lunes que viene el sorteo de la Lotería de Navidad? Pues tal vez el martes, y sólo quizá, podamos reservar unos días en algunas de las suites que aquí se refieren. Todo lujo, todo poderío, con vistas al mar. Enormes terrazas, con mayordomo, con piscina climatizada, con lo mejor de lo mejor y a unos precios llenos de ceros. Por soñar que no quede.

Villa Obama del Villa Padierna Palace Hotel, Málaga
No es la suite más cara de la Costa del Sol (cuesta 1.500 euros al día, en temporada baja), pero sí la más deseada desde que Michelle, la primera dama estadounidense, se alojó aquí en el verano de 2010. Desde entonces se llama Villa Obama. Esta suite tiene 355 metros, dos habitaciones con sendos baños de mármol travertino, salón con chimenea, piscina y tres terrazas con vistas a los tres campos de golf del hotel. El Villa Padierna Palace Hotel está atiborrado de obras de arte (2.500 esculturas y lienzos de todas las épocas y estilos).

Suite Imperial del Abama Golf & Spa, Tenerife
'Sólo' tenemos que pagar 10.000 euros al día para alojarnos en esta Suite Imperial. Situada en lo más alto de la ciudadela que preside el complejo, esta suite de 950 metros cuadrados tiene dos habitaciones equipadas con todo lujo de detalle, sala de estar con techumbre de madera de inspiración asiática, comedor, cocina, bar (no minibar), una enorme terraza con piscina climatizada y vistas al Atlántico y a la vecina Gomera, y puerta para el servicio. Además, podemos comer en el restaurante MB (dirigido por Martín Berasategui) y en el japonés Abama Kabuki.

Suite Real del Hotel María Cristina, San Sebastián
La habitación favorita de todas las estrellas que asisten al Festival de Cine de San Sebastián es la Suite Real del Hotel María Cristina. Sus 110 metros cuadrados comprenden un salón ovalado con sofá curvilíneo y equipo de imagen y sonido de último diseño, dormitorio con muebles hechos a medida con incrustaciones de perla y baños de mármol. Todo por 810 euros en temporada baja hasta más de 2.000 durante el Festival de Cine. De las cinco suites del hotel, la que dan a las estrellas es la que tiene terraza en la azotea.

Suite Observatorio del Jumeirah Port Soller, Mallorca
Hasta la bañera está colocada de forma que, por encima de las burbujas y los botecitos de Bulgari, se vea la bahía del Port de Sóller a través de los enormes ventanales. Esta superhabitación de 157 metros tiene hasta su propia cocina, donde uno de los cocineros del hotel puede preparar un fantástico menú. De día, ofrece unas vistas fabulosas del mar radiante y el faro de Cap Gros; de noche, un telescopio invita a observar las estrellas. El precio mínimo, por día, es de 2.353 euros.

Extreme Wow Suite, Hotel W Barcelona
La gente se queda boquiabierta nada más cruzar la puerta. Este ático de tres dormitorios está situado en lo más alto del edificio en forma de vela dibujado por Ricardo Bofill a 99 metros sobre la playa de la Barceloneta y el puerto. Además de unas vistas incomparables, tiene sauna, sala de estar y terraza de 59 metros cuadrados con jacuzzi, tumbonas cómodas como camas y el exclusivo Eclipse Bar. El precio: desde, repetimos, desde 11.000 euros.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!