La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), entregó los primeros certificados de accesibilidad web que se conceden en España, y lo hizo a 8 páginas de internet, la mayoría de las cuales pertenecen a ayuntamientos.

El certificado de accesibilidad web distingue a los sitios en la red que son accesibles para la mayor parte de las personas, independientemente de sus limitaciones físicas o de las dificultades que puede haber en el entorno, y constituye un distintivo de calidad para los internautas.

Las páginas web que han obtenido el certificado de accesibilidad son los portales de la Agencia Valenciana de Turismo, del Ayuntamiento de Ermua, del Ayuntamiento de Gijón, del Ayuntamiento de Zaragoza, de Cajastur, del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Vizcaya, de la Diputación Foral de Vizcaya y del Gobierno del Principado de Asturias.

Entre los requisitos que debe tener una web para ser accesible están el poder configurar el tamaño de los textos para las personas con discapacidad visual o la existencia de subtítulos en los contenidos que tengan sonido para los discapacitados auditivos.

Desde febrero de este año cualquier página web puede solicitar la certificación de accesibilidad que es concedida por AENOR en colaboración con el Instituto Europeo de Software y la Fundación CTIC que son los encargados de analizar las páginas desde el punto de vista técnico.