Facebook
Una persona utilizando Facebook en su smartphone. melenita2012 / FLICKR

Hacer comentarios a fotos de Facebook, poner 'me gusta' a las publicaciones o, simplemente, mirar el perfil de un usuario puede ocasionar serios problemas en las parejas debido, entre otros motivos, a los celos e inseguridades de alguno de los miembros.

Facebook es una herramienta que pone al descubierto las debilidades humanas no reconocidasAsí lo ha avisado la psicóloga experta en redes sociales, Amaya Terrón, quien ha asegurado que cada día llegan "más parejas" a las consultas de psicología por temas relacionados con el uso de las redes sociales, en concreto, con Facebook.

Para muchas personas esta herramienta puede ser "perfecta para mentir o engañar" a sus parejas, lo que hace que las personas inseguras puedan sentir una necesidad imperiosa por acceder a la cuenta privada del otro con el fin de descubrir una posible infidelidad.

"Facebook es una herramienta que pone al descubierto las debilidades humanas no reconocidas y, por ende, ocultas y negadas. Tentaciones que antes eran más difíciles ahora ya no lo son tanto. Caer es más fácil, y ser descubierto también", ha explicado la experta.

Tener a los ex como contacto

Se trata, por tanto, de un terreno "difícil de manejar" que, incluso, puede afectar a las personas que no son celosas o inseguras. Y es que, por ejemplo, que la pareja tenga a su ex como contacto puede no ser entendido ni aceptado por la otra persona, quien puede pensar que todavía queda "alguna puerta abierta" en la anterior relación.

"Mantener a los ex como contactos es como mantener la 'chorvoagenda' en modo 'on'. La vida anterior que has llevado con tu pareja es algo que pertenece a la expareja y a ti, que la nueva pareja tenga acceso a esa información no es del todo correcto. Los ex no son amigos. Las personas no cambian de cualidad ni de rol tan fácilmente. Un ex puede ser amigo o amiga, pero siempre será un ex a tus ojos, a los del ex y a los de tu pareja actual", ha advertido Terrón.

Por todo ello, y con el objetivo de evitar que el uso de Facebook "destruya" las relaciones, la psicóloga ha recomendado "no dejar huellas" en el perfil de una relación anterior; configurar la privacidad y las actualizaciones de estado; no compartir la contraseña con la pareja; no colgar fotos comprometidas; tener presente que es el "reflejo virtual" de la vida; y expresar lo que se quiera a través de la lealtad y honestidad.