Smartphone
Imagen de un modelo de Xiaomi Mi4. ARCHIVO

Una empresa taiwanesa ha desarrollado un sistema que sustituye el texto en las contraseñas. AirSig ha lanzado una aplicación (con el mismo nombre) que permite crear al usuario de un 'smartphone' generar una 'firma aérea' única para cada una de sus aplicaciones.

Sus creadores creen que tiene más ventajas que las escritas, que requieren de más memoria del usuario si tienen muchas y muy diferentes. Pero también la ven mejor que el reconocimiento facial (fácilmente 'hackeable' con una foto, dicen) y que las huellas dactilares (una técnica más costosa y que "el 95%" de los móviles no soportan en la actualidad).

AirSig, que usa los giroscopios de los móviles actuales y otros dispositivos portátiles, asegura que su seguridad radica en que "la aplicación reconoce tu firma y tus peculiaridades a la hora que realizar el movimiento". "No es necesario exagerar el movimiento porque se trata de una aplicación que reconoce firmas, no una aplicación reconocedora de gestos sin más", puntualizan en su web.

AirSig cuenta ya con respaldo económico de dos millones de dólares de Foxconn para crear aplicaciones para el sistema operativo Android.