Las autoridades chinas se vieron obligadas a retirar los cargos contra un ama de casa pequinesa de 36 años que organizaba "chats nudistas por internet", debido al vacío legal que existe sobre este tipo de casos.

Hace tres años, la mujer fue acusada de "organizar actividades pornográficas" después de que la policía descubriera que se dedicaba a conversar por internet sin ropa utilizando una cámara web, según recoge hoy la prensa local.

En el interrogatorio, la acusada confesó que lo hacía simplemente para "excitarse".

Con las leyes actuales, es inadecuado tratarlo como una ofensa criminal

Tras analizar el caso, la fiscalía de Pekín no tuvo más remedio que admitir que el "chateo nudista" no estaba contemplado en las leyes del país contra la pornografía, por lo que tuvo que desestimar el caso.

"Con las leyes actuales, es inadecuado tratarlo como una ofensa criminal", reconoció el fiscal Li Kai, en declaraciones a la agencia estatal Xinhua.

No obstante, el vacío legal será con toda seguridad estudiado en los próximos meses, pues Pekín no quiere dejar ningún cabo suelto en su férrea campaña contra la pornografía, dentro de la que ha adoptado medidas como prohibir la apertura de nuevos cibercafés para evitar el acceso de los menores a los contenidos "perjudiciales".

Además, antes de junio, la policía tendrá "puestos de vigilancia" y "agentes virtuales" en todas las páginas y foros de internet importantes.

Wang Xinhuan, subdirector del departamento de Pleitos Públicos de la fiscalía pequinesa, explicó que  "la interpretación judicial sobre las actividades pornográficas es incompleta debido al insuficiente conocimiento de los legisladores", por lo que "se necesita una enmienda para eliminar las lagunas jurídicas".