El Consejo de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números, ICANN, y que constituye una especie de gobierno de internet, rechazó el viernes la creación de un nuevo dominio ".xxx" para identificar las páginas web con contenidos para adultos.

El presidente del organismo internacional encargado de regir los dominios propios en internet, Vint Cerf, explicó que el rechazo del registro del nuevo dominio fue resultado de un "cuidadoso escrutinio y consideración", tras valorar todos los argumentos.

"Esa consideración ha llevado a la mayoría del Consejo a creer que la propuesta debía ser rechazada", afirmó Cerf al termino de una reunión que clausuraba el encuentro de la ICANN en la capital portuguesa.

Fuentes de la conferencia dijeron que sólo una tercera parte de los delegados de ICANN estaban a favor de la creación del nuevo dominio y éste fue rechazado.

El Consejo del ICANN no aprobó así la petición de ICM Registry, la compañía de Florida que planeaba operar el nuevo registro de contenidos para adultos, porque la firma no aportó una solución aceptable para garantizar la protección de la comunidad contra contenidos que pueden vulnerar sensibilidades.

De este modo, la propuesta de crear un domino específico para las páginas con contenido pornográfico, tras ser recuperada en enero, ha vuelto a ser rechazada por tercera vez.