Paella de marisco
La paella de marisco, la más solicitada por los turistas. WIKIPEDIA/Tamorlan

Reducir la gastronomía de Valencia a la paella es un error; también aquí la gastronomía es diversa. En el caso valenciano puede presumir de mar y montaña que llenan la despensa de sabrosas recetas. Pero, ciertamente, la paella es su plato enseña y el más conocido en todo el mundo.

La paella más popular es la de marisco, pero la original tiene menos de mar y más de montaña. Se elabora con caracoles, conejo, pollo o cerdo y verduras. Si en lugar de arroz usamos fideos, tenemos una fideuá. Esa paella tiene como fondo ese sofrito hecho a base de verduras de su huerta, donde también hay excelentes hortalizas y frutas.

Y mucho pescado: lubina, merluza, dorada, salmonete, rape, mero o anguila

Tierra adentro el clima aprieta más en invierno, gracias a lo que Requena puede fabricar magníficos embutidos. También hay aquí grandes platos de cuchara. La contundente olleta de judías blancas y carne de matanza, la sopa cubierta, bajoques farcides –pimientos rojos rellenos de arroz– y la torta del pastor.

El Mediterráneo deja en Valencia una magnífica oferta de pescados. Se pesca lubina, merluza, dorada, salmonete, rape, mero o anguila. Con ellos las elaboraciones son variadas: asados, en fritura, a la sal, encebollados, suquet –ideal para el rape–, a la naranja o en salsa de almendras.

Para acompañar este menú no hay que recurrir a vinos ajemos Para eso están los vinos adscritos a dos Denominaciones de Origen: Utiel-Requena y Valencia. Aunque si de bebidas hablamos, imposible no acordarnos de la deliciosa y refrescante horchata de chufa. Era una bebida medicinal; hoy, cuando su consumo se ha masificado, tiene incluso su propia Denominación de Origen.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!