Slingshot
Captura de pantalla de la versión de Slingshot para Android. GOOGLE PLAY

Slingshot, la nueva aplicación móvil para compartir fotos y vídeos de forma efímera de Facebook, está disponible desde esta semana en todo el mundo.

En Slingshot los contenidos enviados se destruyen, al igual que en Snapchat, con la particularidad de que para verlos el usuario tiene que mandar una foto o un vídeo a quien antes se ha dirigido hacia él.

El trueque es, pues, condición sine qua non para disfrutar de la aplicación: sólo si se implica de forma activa podrá el usuario ver satisfecha su curiosidad de conocer qué le muestran sus amigos.

Es una aplicación para que todo el mundo cree contenidos y nadie se quede en mero espectador"Es una aplicación para que todo el mundo cree contenidos y nadie se quede en mero espectador. Su punto es que tienes que enviar algo para ver lo que has recibido", explicaba recientemente el responsable del producto, Will Ruben.

Sin embargo, el proceso de desbloqueo de contenidos mediante la reciprocidad se realiza a ciegas porque el usuario manda algo sin saber de qué índole es lo que ha recibido.

Ruben ha sostenido que este mecanismo es una forma de "mostrarle a tus amigos qué quieres saber de ellos, de lo que está pasando en sus vidas", así como de "restar presión al proceso de creación" de contenidos.

"Nuestra intención es que Slingshot sea un lugar donde todo el mundo se sienta inspirado para crear y expresarse", ha añadido el diseñador de la aplicación, Joey Flinn.

Permite compartir imágenes y vídeos de hasta 15 segundos

Slingshot permite enviar fotos y vídeos (de hasta 15 segundos), sobre los que se pueden escribir rótulos y realizar dibujos, a tantos contactos a la vez como el usuario desee.

Por el momento, Facebook no planea llevar la aplicación hacia otros sistemas operativos, como pueda ser Windows Phone"No la concebimos tanto como una aplicación de mensajería, sino que la vemos más cerca de un torrente de noticias", ha destacado Ruben.

Y es que los distintos contenidos recibidos, una vez desbloqueados, se irán ordenando como en un "muro" de red social.

Además, cuando los vaya viendo, el usuario puede responder con su reacción en foto, vídeo o texto, entonces (o cuando deslice el dedo sobre aquellos) se borrarán.

"Estamos convencidos de que Slingshot introduce una nueva forma de compartir en el mundo", ha presumido Flynn, quien ha incidido en que la aplicación busca hacer partícipes a los demás de los "pequeños momentos" de la vida.

Slingshot, disponible en inglés para usuarios de los dispositivos móviles con las versiones más actuales de iOS (Apple) y Android (Google), se publicó la semana pasada en Estados Unidos y esta semana en el resto del mundo.

Por el momento, Facebook no planea llevar la aplicación hacia otros sistemas operativos, como pueda ser Windows Phone.

Slingshot competirá ahora con Snapchat, la popular aplicación para compartir mensajes e imágenes que se eliminan poco después de ser vistas y que Facebook intentó comprar por 3.000 millones de dólares (unos 2.220 millones de euros).