Chirimoyas
Chirimoyas de la denominación de origen Costa Tropical de Granada-Málaga. WIKIPEDIA/Hannes Grobe

Granada tiene algo más de 100 kilómetros de costa. En la bautizada como Costa Tropical reina un clima cálido y bondadoso, ya que queda atrapada entre las estribaciones montañosas al sur de Sierra Nevada y el Mediterráneo.

El fuerte contraste entre el mar y la montaña propicia en este litoral un clima cálido y frutos exóticos como la chirimoya, lo que sólo se concibe en latitudes más meridionales. Es la estrella de sus cultivos subtropicales; un fruto verde, de pulpa blanco-marfil y de forma acorazonada, que deja en el paladar un sabor suave y algo dulce.

Las fiestas de Torrecuevas, en Almuñécar, son ya las Fiestas de la Chirimoya Las variedades de chirimoya autóctonas Fino de Jete y Campas son las que están protegidas por la Denominación de Origen Protegida.

La gastronomía de la Costa Tropical ha hecho un sitio a sus frutos. Con chirimoya, aguacate, mango o guayaba se hacen ricas ensaladas. Las ensaladas son un entrante perfecto para continuar con los pescados que a diario entran en las lonjas de los puertos del litoral granadino.

Tiene fiesta la chirimoya. Las fiestas en honor de la Virgen Madre, patrona del barrio de Torrecuevas de Almuñécar, se celebran en octubre y se conocen desde hace ya un cuarto de siglo como las Fiestas de la Chirimoya, ya que coinciden con las fechas de la cosecha.

Además de a Almuñécar, una ruta por toda esta zona de Granada nos puede llevar por La Herradura, Jete, Otívar, Lentegí, Itrabo, Molvízar, Salobreña, el pueblo más bello de la Costa Tropical y Motril, la segunda ciudad más habitada de Granada.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!