Las conexiones inalámbricas llegarán a las universidades públicas el curso que viene. A través del programa Campus en Red, impulsado por Red.es (dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio), la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), se extenderán las redes Wi-Fi en los campus universitarios.

Con un presupuesto de ocho millones de euros, esta iniciativa forma parte del Plan Avanza para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en nuestro país y pretende impulsar el uso del Wi-Fi entre los profesores y alumnos de 44 universidades públicas adscritas.

Más de 1.283.000 estudiantes se beneficiarán de estas conexiones. El proyecto arrancó en 2006 y a él se unieron 34 centros universitarios españoles, en 22 de los cuales ya está en marcha.

Otras diez universidades públicas se adhirieron en una segunda convocatoria y se prevé que esté terminado para después del verano.

Este despliegue permitirá la movilidad entre las diferentes universidades españolas y extranjeras adheridas al servicio MovIRIS/Eduroam, que en España gestiona RedIRIS.

Con el fin de promover el uso de estas redes, podrían celebrarse concursos de innovación o encuentros universitarios en red.

Préstamos para jóvenes

El programa Campus en Red se complementa con los Préstamos Avanza del Ministerio de Industria para jóvenes entre 18 y 35 años y estudiantes universitarios de centros españoles: se financia la compra de un ordenador con capacidad de conexión a internet y otros extras opcionales.

En cada préstamo se financia hasta el 100% de la inversión con un máximo de 3.000 euros. El plazo máximo de devolución es de 60 meses, con un tipo de interés del cero.

Seis millones de usuarios

La proliferación de puntos de acceso Wi-Fi en nuestro país ha propiciado que en octubre de 2006 contáramos con cerca de seis millones de usuarios, según el Observatorio de Wireless.

Las comunidades inalámbricas más numerosas están en Madrid, con 807.000 usuarios; Barcelona, con 710.000; Valencia, con 320.500, y Sevilla, con 300.000.

Además, la mayor comunidad Wi-Fi del mundo, FON, que ofrece acceso gratuito a 150.000 personas, es una iniciativa de habla española, ya que fue fundada por el argentino Martin Varsavsky.