Los blogueros de Egipto han obtenido la atención pública, por un lado como un foro importante para el debate político, y por otro al convertirse en un objetivo de los intentos gubernamentales de limitar su libertad de expresión.

Este mes, Abdel Karim Suleiman, un antiguo estudiante de Derecho de 22 años en la universidad islámica Al Azhar, se convirtió en el primer egipcio encarcelado por su blog al recibir una condena de cuatro años de prisión.

"A pesar de que son pocos, los blogueros se han convertido en un medio alternativo", declaró Ehab el Zalaky, redactor jefe del semanario independiente Al Dustor, que ha escrito ampliamente sobre este fenómeno.

Los blogs también se han convertido en una plataforma para las minorías religiosas y sociales, cuyos problemas no suelen verse reflejados en los medios tradicionales. Uno, por ejemplo, habla de la discriminación contra los cristianos. Otros son obra de lesbianas que tratan sus sentimientos.

El caso contra Suleiman, un musulmán y un liberal que se hace llamar Kareem Amer en su blog, se basó en una queja de su antigua universidad contra ocho artículos escritos desde 2004.

Suleiman acusó a la institución conservadora suní de promocionar el pensamiento extremista, y describió a algunos compañeros del profeta Mahoma como "terroristas". Además comparó al presidente Hosni Mubarak con los dictatoriales faraones del antiguo Egipto.

Los 'bloggers' y las organizaciones de defensa de los derechos humanos han criticado la sentencia, ya que temen que siente un peligroso precedente para la censura en internet en Egipto, donde hay unos 5.000 blogs en un país de más de 70 millones de habitantes.

Poco antes de su detención en noviembre, Suleiman se mostraba desafiante en su cuaderno de bitácora.

"No tengo miedo en absoluto (...) no cederé ni un milímetro sobre lo que escribí y las esposas no me prevendrán que sueñe con mi libertad", escribió.

Acusaciones de torturas
Desde su arresto, otro 'blogger', Wael Abas, de 32 años, asegura que la blogosfera de Egipto ha cambiado. "No puedo decir que no tenga miedo". "Con este Gobierno, uno debe esperarse lo peor".

Los bloggers dieron a conocer una historia importante en noviembre, cuando varios de ellos colgaron en internet las imágenes de un vídeo en el que se podía ver al conductor de un minibús chillando mientras era sodomizado, al parecer en una comisaría.

Las imágenes llevaron al arresto de dos agentes de policía, que van a ser juzgados acusados de tortura.

Desde entonces, han aparecido más imágenes de torturas. El Ministerio de Interior dice que las acusaciones de tortura sistemática son exageradas y parte de una campaña para manchar la reputación de la policía.

Reporteros Sin Fronteras ha incluido a Egipto en su lista de Agujeros Negros de internet, basándose entre otros elementos en una sentencia judicial que autoriza al Gobierno a bloquear o suspender cualquier página web que considere pueda suponer una amenaza para la seguridad nacional.