Un artículo publicado por un equipo de investigadores franceses en el American Journal of Pathology sugiere que las gónadas constituyen un entorno ideal para que el virus del SIDA pueda replicarse, informa la BBC.

Incluso los mejores medicamentos antirretrovirales lo tienen difícil para penetrar en la zona testicular, lo que explica por qué el virus puede encontrarse en el semen de hombres que gracias a los medicamentos ya no llevan el virus en la sangre.

La investigación francesa podría ayudar al desarrollo de nuevos antirretrovirales que pueden localizar el virus escondido en las gónadas.

Esto es importante porque la transmisión sexual es uno de las principales vías de transmisión del la enfermedad.

Se tardará en desarrollar un medicamento que acabe con la reproducción del virus en los testículos, por lo que sigue recomendándose la utilización de preservativos


El descubrimiento se produjo al examinar tejido testicular y encontrar en él determinadas células inmunes, llamadas macrófagos, que permitían la entrada del virus y que luego lo encubrían.

La investigación demostró que el virus se estaba copiando a sí mismo dentro de estas células testiculares macrófagas. Sin embargo, aún queda bastante tiempo para que pueda desarrollarse un producto que pueda erradicar la reproducción del virus en los testículos, por lo que el uso del preservativo sigue siendo el medio más efectivo para prevenir la transmisión del virus del SIDA durante el acto sexual.