'Guardia Silencioso'
El arma tiene un alcance de medio kilómetro. AP / BBC

EE UU ha hecho la primera demostración de un arma que ha sido diseñada para disolver manifestaciones o 'repeler' soldados enemigos. Por el momento recibe el nombre de 'Guardia Silencioso'.

Aunque aún se trata de un prototipo, según recoge la BBC, consiste en un emisor de rayos colocado sobre un vehículo militar que puede disparar un rayo de "ondas de alta energía" que aumenta la temperatura corporal a 50 grados.

Esas ondas pueden traspasar la ropa, aunque no las paredes, por lo que no hay peligro para los ciudadanos que se encuentren parapetados.

Los periodistas que se prestaron a recibir la radiación describieron que su cuerpo comenzó a calentarse "como un horno", lo que les llevó a tener que tirarse a suelo y disolverse.

Puede disparar el rayo hasta medio kilómetro de distancia, bastante más de lo que son capaces de alcanzar otras medidas "no letales" como las pelotas de goma.

Se calcula que esta nueva arma podría estar disponible en unos tres años.