Coches de segunda mano.
Coches de segunda mano. ARCHIVO

Los coches mileuristas, protagonistas del mercado de usados, y las ayudas a los nuevos del plan PIVE 3 continúan presionando a la baja el precio del vehículo de ocasión.

El importe de los turismos de segunda mano retrocedió un 5% en agosto y acumula ya siete meses de caídas consecutivas, según el Observatorio europeo de precios, elaborado por la plataforma internacional AutoScout24.

La consultora experta en automoción atribuye este descenso continuado de los precios al mayor peso que están ganando las operaciones entre particulares, las cuales se realizan en la mayoría de los casos con vehículos de más de diez años, los famosos coches "mileuristas" con unos precios generalmente por debajo de los 3.000 euros.

Extremadura y Castilla-La Mancha son las comunidades donde resulta más asequible comprar un coche usado Los automovilistas españoles, en general, con dificultades de acceso a la financiación, recurren a este tipo de vehículos para solventar, de la manera más barata posible, sus problemas de movilidad, en muchos casos sin tener en cuenta la garantía y la seguridad. Según Ganvam, en lo que llevamos de año las compras de este tipo de coches crecieron un 9%, representando casi la mitad del mercado.

En lo que respecta a las ventas entre profesionales, el escaparate de usados lucha por mantener su posición en el mercado, buscando precios cada vez más atractivos y competitivos, que capten la atención del comprador de nuevos que puede solicitar ayudas de hasta 3.000 euros gracias al Plan PIVE, recientemente ampliado, y que, además, cuenta con los atractivos descuentos de las marcas.

Según el director general de AutoScout24 España, Gerardo Cabañas, somos el país de Europa que más está bajando sus precios, pero también es cierto que la situación española es muy distinta a la de otros países de nuestro entorno".

"Por un lado, la oferta de vehículos usados es más vieja, nuestros coches tienen una media de ocho años y más de 100.000 kilómetros recorridos; y, por otro, el escaparate de nuevos con el plan PIVE 3 y las ayudas a la compra junto con las fuertes promociones que están realizando las marcas, hacen muy difícil a los potenciales compradores decantarse por el usado".

España, único país que baja sus precios

Así, el estudio de AutoScout24 pone de manifiesto que España es el único país de Europa con sus precios a la baja, situándose en una media de 12.400 euros, el más barato del entorno europeo sólo por detrás de Italia, que el pasado mes marcó 12.100 euros.

Respecto al país más caro de Europa, la consultora vuelve a señalar a Francia como la región europea donde los precios de VO son mayores —unos 3.600 euros de diferencia respecto a España—, superando los 16.000 euros, casi un 3% más que el año pasado, y por delante de los vehículos usados germanos que se quedan en los 15.700 euros aproximadamente.

No obstante, AutoScout24 estima que este descenso de precios se moderará en los próximos meses. La ampliación del PIMA aire a los turismos, que entró en vigor el pasado mes de agosto, servirá previsiblemente para impulsar el mercado e incrementar las compras entre autónomos, lo que podría contribuir también a frenar la caída de precios en los próximos meses.

Madrid, la comunidad que más reduce sus precios

Por territorios, Madrid fue la comunidad donde más cayeron los precios (-9,9%), seguida de Murcia (-9,1%), la Comunidad Valenciana (-8,6%), Andalucía y Canarias, donde la compra de un usado fue un 7,5% más barata que en agosto del pasado año.

Sin embargo, fue Extremadura, una vez más, la comunidad más asequible a la hora de adquirir un coche usado (9.782 euros), junto con Castilla-La Mancha (11.534 euros) y Cantabria (11.649 euros). Por el contrario, las Islas Canarias y Navarra registraron los precios más altos en la compra de un VO, con importes medios de 14.207 euros y 13.983 euros, respectivamente.

Por su parte, las que más subieron en agosto fueron Baleares, con un alza de un 6,2%, además de La Rioja (+4,5%), Navarra (+2,8%) y Castilla y León (+1,2%).