Varios grupos defensores de los Derechos Humanos han mostrado su preocupación por un nuevo caso de tortura y vejación en Egipto.

El caso ha salido a la luz después de que varios internautas colgasen en su blog un vídeo grabado con un móvil en el que se ve cómo dos policías torturan a Emad al-Kebir, un joven egipcio de 21 años, conductor de autobús.

En el vídeo, que parece estar rodado en una comisaría, se observa cómo los agentes someten al chico a vejaciones sexuales, llegando incluso a sodomizarlo con una vara.

Los policías alegaron que el joven se resistió en el momento de la detención, pero los defensores de los Derechos Humanos aseguran que la tortura es una constante en Egipto y han lanzado una campaña para proteger al joven Emad al-Kebir, que fue arrestado y condenado a tres meses de prisión.

Tras la divulgación del vídeo, los dos policías se enfrentan a cargos criminales.

Los bloggers también han denunciado en sus bitácoras, también con vídeos, otros casos similares como el de una mujer sospechosa de asesinato a la que obligan a confesar bajo tortura que ella es la asesina.