Vitoria, devenir de estilo y arquitectura en la ciudad coqueta

  • La restauración de la catedral de Santa María permite recorrerla por pasarelas y tener una perspectiva inmejorable de su esqueleto y estructura.
  • Arquitectura renacentista, en el Palacio de Villasuso o el de Montehermoso.
  • Artium, el Museo Vasco de Arte Contemporáneo, es su emblema de modernidad.
Arcos góticos del interior de la Catedral de Santa María de Vitoria.
Arcos góticos del interior de la Catedral de Santa María de Vitoria.
WIKIPEDIA/Pachin

La coquetería es una de sus mayores virtudes, un lujo al alcance de pocas urbes. En su patrimonio encontramos huellas de la arquitectura gótica y renacentista, barroca, neoclásica y romántica. También del arte más moderno y actual. Pero además, Vitoria es una ciudad verde, de hecho fue Green Capital de Europa en 2012.

Esplendor gótico

Vitoria conserva un casco medieval presidido por la catedral de Santa María, que se enclava en la parte más alta de la colina sobre la que se asentó la primitiva ciudad. De planta de cruz latina, tiene tres naves con amplio crucero y en su interior, cuatro capillas rectangulares y una girola. También dispone de un hermoso y frágil triforio y un pórtico del siglo XIV.

En 1994 fue cerrada al público y desde entonces es objeto de un integral plan de restauración que permite al visitante ver la catedral desnuda de sus lujos, desvelando los secretos de su construcción. Unas pasarelas permiten tener una perspectiva inmejorable de las labores de restauración y del propio esqueleto de la catedral.

Uno de los accesos a la catedral da a la calle Cuchillería, donde se encuentra la Casa del Cordón, edificio también gótico y el Palacio de Bendaña. En la calle Correría están la Torre de los Anda y junto a ésta, el Portalón.

Renacimiento y barroco

Vitoria cuenta con un gran legado arquitectónico barroco: monasterios, casonas, palacios y museos. Y también cuatro hermosos ejemplos de la arquitectura renacentista palaciega.

Son el Palacio de Villasuso, en la plaza del Machete, el de Montehermoso y el de Escoriaza-Esquibel, ambos en la calle Fray Zacarías Martínez, y por último el de Bendaña, en la calle Cuchillería.

Artium, lo moderno

El Museo Vasco de Arte Contemporáneo se inauguró en 2002 con el propósito de formar parte del calendario internacional de exposiciones de los artistas contemporáneos más destacados.

Así tomó forma Artium, centro emblema del arte contemporáneo. Su exposición permanente alberga obras de Barceló, Beuys, Brossa, Chillida, Dalí, Miró, Oteiza, Picasso, Saura o Tapies, entre muchos otros.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento