Google
El logotipo de Google en las oficinas de la compañía en Nueva York. Andrew Gombert/ EFE

La compañía Google se niega a retirar de su buscador los resultados que llevan a los usuarios a sitios web de descarga de archivos. La compañía estadounidense asegura que esta haciendo cambios para reducir la piratería pero que la vigilancia en la red y eliminar sitios web va en contra de la filosofía de Google.

Los titulares de derechos de autor y Google vuelven a iniciar una batalla entre ellos por culpa de la piratería. Ambos siguen sin llegar ya que los primeros quieren que la compañía de Internet elimine de sus resultados aquellas web que lleven a los usuarios a páginas de descarga de contenido que incumple las leyes de copyright, sin embargo la compañía de Mountain View se niega a ello.

La vigilancia en la red y eliminar sitios web va en contra de la filosofía de GoogleSegún recoge Torrent Freak, Google está haciendo cambios para reducir la piratería pero la vigilancia de la red y eliminar sitios web, va en contra de la filosofía que tienen en la empresa. Durante años, los grupos de la industria de entretenimiento han exigido que Google tome medidas sobre los sitios piratas que aparecen en sus resultados de búsqueda.

Durante este tiempo, la compañía estadounidense ha respondido a estas preocupaciones mediante la adopción de una serie de medidas encaminadas a reducir la infracción de derechos de autor. La compañía retiró términos y búsquedas en sus servicios Google Instant y búsquedas sugeridas y más tarde comenzó a eliminar sitios web en función del número de solicitudes que reciben por parte de la DMCA.

Sin embargo, a pesar de estas medidas, los titulares de derechos de autor quieren que Google intensifique su lucha contra la piratería. La RIAA ha señalado en varias ocasiones que los resultados de búsqueda piratas son mayores que los resultados de páginas con contenidos legítimos.

Pero el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, ha dicho en una rueda de prensa en la conferencia de Allen & Co. esta semana que "la industria quiere que se nos permita editar la web, y literalmente, eliminar sitios va en contra de nuestra filosofía".

Google es consciente de la existencia de infracciones de los sitios y los esfuerzos antipiratería de la compañía han reducido el tráfico de datos.