Taller mecánico
Un hombre trabaja en un taller mecánico. GTRES

Más de la mitad de las reparaciones de automóviles que llevan a cabo sus propietarios deberían ser realizadas por profesionales en los talleres, por su impacto sobre el medio ambiente, la mecánica del vehículo y la seguridad vial, según los datos que maneja la compañía de gestión de siniestros GT Motive.  

La empresa indica que, como consecuencia de la crisis económica, las visitas al taller para intervenciones de mecánica y carrocería han bajado un 34,2% en los últimos tres años.

Los posibles errores del propietario en la reparación pueden convertirse en averías irreparables Por contra, está aumentando el número de reparaciones "caseras", si bien más del 50% de las intervenciones realizadas por los propios conductores deberían realizarlas profesionales.

Según GT Motive, los conductores están dispuestos a realizar operaciones sencillas como cambiar escobillas o rellenar el aceite, pero también cambiar pastillas de freno, el tubo de escape, el aceite, el filtro del aceite o la batería.

Incluso algunos automovilistas realizar intervenciones como la sustitución del disco de freno, del embrague, del radiador, de la correa de distribución o la reparación del aire acondicionado.

Para GT Motive, estas intervenciones en casa pueden tener consecuencias nefastas para el medio ambiente. Además, los posibles errores pueden convertirse en averías irreparables. Por ello, la empresa defiende el valor añadido que aporta la experiencia del mecánico profesional.