Google Glass.
El confundador de Google, Sergey Brin, con las Google Glass. EFE

Google ha dicho esta semana que está reflexionando "muy cuidadosamente" sobre el diseño de su "proyecto" de gafas interactivas 'Glass', aún en desarrollo, después de que las autoridades de Protección de Datos de varios países le hayan pedido explicaciones sobre cómo quedará garantizada la privacidad.

Un portavoz de Google se ha referido esta semana a este revolucionario dispositivo de realidad aumentada, y ha dicho que se trata todavía de un proyecto y no de una iniciativa ya finalizada; "las nuevas tecnologías siempre suscitan novedosas cuestiones a tratar", explica la empresa.

Según Google, "nuestro programa Explorer Glass, que alcanza a todo tipo de gente, asegurará que nuestros usuarios sean participantes activos a la hora de modelar el futuro de esta tecnología".

Las declaraciones de la empresa se producen después de que 37 autoridades de Protección de Datos hayan enviado una carta conjunta a Google en la que instan a que informe sobre las implicaciones que sus revolucionarias gafas pueden tener de cara a la privacidad.

Las autoridades de Protección de Datos subrayan la necesidad de desarrollar productos que respeten y garanticen el derecho a la privacidad de los ciudadanos.

Se insta a Google a entablar un "verdadero diálogo" sobre "Glass" con las autoridades de Protección de Datos y se plantean ocho preguntas con las principales inquietudes que suscita este producto.

Entre ellas, se preguntan sobre qué información recopila Google a través estas gafas y qué información se comparte con terceros; cómo piensa Google utilizar esta información; también insisten en si la empresa ha emprendido alguna evaluación de riesgo hacia la privacidad; o si estaría dispuesta a que alguna autoridad de protección de datos lo probase.